Llamada de teléfono de victima permitió localizar responsables de muerte

0
127

Puerto Plata
Una llamada a un amigo en Santo Domingo desde el teléfono celular de su víctima sirvió de pista o pieza importante para que los investigadores de la fiscalía y de la Dirección Regional Norte de la Policía resolvieranel asesinato de la profesora norteamericana Patricia Ann Anton, de 63 años, llevado a cabo la madrugada del pasado lunes por varias personas residentes en Santo Domingo en un apartamento del distrito de Cabarete, en el municipio de Sosúa.

Una fuente ligada a las pesquisas de este caso relató a este reportero que los responsables del hecho “cometieron la torpeza” de utilizar el teléfono móvil de la educadora norteamericana para hacer una llamada a un amigo de una de las siete personas, seis de las cuales están bajo investigación y otra prófuga, para decirle en su mensaje de voz: “estamos en problemas, necesitamos tu ayuda porque la Policía nos busca como responsables de la muerte de Ann Anton”.
Dijo que de inmediato fueron rastreados por la institución del orden público, por lo que no hubo ningún inconveniente para apresarlos de inmediato. Aunque uno está prófugo, entiende que caerá en cuestión de horas.
El informante, ligado a la experticia de este caso, indicó que la persona que recibió la llamada en Santo Domingo fue investigada pero hubo que dejarla en libertad porque se comprobó que no tiene “vela en ese entierro”.
Por el caso fueron apresados el fin de semana último, según señala un parte informativo de la Policía en Puerto Plata, Michael Mariñez (Chayán), Heuris Flores Hernández (Yikiu o Yito), Junior Alexis Suárez (Liquides), Juan José Andújar Mella (Jeffrey), Oroniel Canario Montero y Alexis Mackey (Luisito Gasoil).
Además está prófugo un tal Eiden (El Venezolano), quien cargó con una computadora Laptop, un televisor de 40 pulgadas y unos US$80 que se llevaron del apartamento de la víctima, localizado en el residencial Procab en Cabarete.
Pormenores. Los detenidos viajaron a Puerto Plata en un Sonata negro que previamente había sido alquilado en Santo Domingo. Un día antes de cometer el crimen el grupo perpetró un atraco en un colmadón del municipio de Altamira, de donde se llevaron RD$100 mil, una gran cantidad de bebidas alcohólicas, teléfonos celulares y prendas propiedad de los dueños y el personal que labora en este estableciomiet0 comercial.
En fuente de la fiscal del departamento judicial de Puerto Plata se informó que a estas personas primero se le va a conocer medidas de coerción por el atraco que cometieron en Altamira y posteriormente por el caso del crimen que llevó a cabo contra la profesora norteamericana en Cabarete.
El informante dijo que el grupo pudo entrar al apartamento de Anton cuando uno de ellos, cuyo nombre no reveló, salió a caminar en la playa de Cabarete tras haber comprado una gran cantidad de drogas y observó que la extranjera vivía en un lugar deshabitado, por lo que comunicó a su compañero de fechorías y de inmediato procedieron a entrar al apartamento para atracarla y matarla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here