Los Miami Heat aguaron este lunes la fiesta de los Boston Celtics, que saboreaban una remontada histórica de 0-3 en la serie de las finales del Este, y triunfaron por 103-84 en el TD Garden de Boston en el séptimo y decisivo partido para volar a las Finales de la NBA, en las que se enfrentarán a los Denver Nuggets.

Tras adelantarse 3-0 en la serie y perder los tres siguientes partidos, el último con apenas 0.1 segundos en el cronómetro, los Heat asaltaron el TD Garden liderados por 28 puntos de Jimmy Butler y por 26 de Caleb Martin, en un partido en el que Jayson Tatum, estrella de los Celtics, jugó condicionado por una dolorosa torsión de tobillo sufrida en la primera acción.

Las Finales comenzarán este jueves en Denver contra unos Nuggets que arrollaron 4-0 a Los Ángeles Lakers en las finales de la Conferencia Oeste. EFE