El expresidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), vicealmirante retirado Félix Alburquerque Comprés, acusado de matar al comunicador Manuel Taveras Duncan, presenta traumas contusos en varias partes del cuerpo, según el certificado médico legal expedido por el Instituto Nacional De Ciencias Forenses (Inacif).

El documento indica que tras un examen físico, Alburquerque Comprés presenta trauma contuso con hematoma en región orbitaria izquierda, trauma contuso con hematoma en región lumbar y en cresta iliaca derecha y trauma contuso en cara posterior del brazo derecho.

También presenta abrasiones dispersas en tórax posterior, trauma contuso con hematoma en cara externa del muslo derecho y trauma contuso en palma derecha y dedos # 3 de la mano derecha.

El examen fue realizado a Alburquerque Comprés por el doctor Carlos Manuel Martínez Segura, actuando a requerimiento de la Procuraduría Fiscal del Distrito Nacional y expedido el sábado 20 de agosto de 2022 a la 1:29 de la tarde.

Las conclusiones del certificado médico legal número 45767 indican que: “Estas lesiones curarán dentro de un periodo de 22 a 30 días”.

Los hechos

Alburquerque Comprés mató al comunicador Manuel Duncan la madrugada del pasado viernes en un establecimiento de comida rápida en la avenida Núñez de Cáceres con Rómulo Betancourt.

En la acusación, el Ministerio Público afirma que antes de ultimar a Duncan donde éste se escondió, el homicida le hizo varios disparos, al igual que a un amigo que lo acompañaba, «no logrando impactarlos en ese momento debido a que estos salieron corriendo».

Un video que circula en las redes sociales muestra como la víctima está oculta y llega el victimario con un arma de fuego en la mano y cuando se encontraron, Duncan le fue encima en un aparente intento de defenderse, pero recibió un disparo en el pecho y cayó al suelo. Tras esto, el matador se da la espalda y luego se devuelve y le da otro tiro ya tirado en el suelo. Entonces procedió a irse del lugar.

Acusación

De acuerdo a la solicitud de medida de coerción, el pasado 19 agosto, aproximadamente a las 2:30 de la madrugada, se originó una pelea entre el imputado Alburquerque Comprés y la víctima Duncan, que culminó en la muerte de este último, de manos del imputado a causa de proyectil de arma de fuego.

Refiere que en momentos en que Duncan era atendido por empleados del negocio llegó el imputado Alburquerque Comprés y se desmontó de un vehículo marca Mercedes Benz, riéndose, «razón por la cual el occiso piensa que el imputado se reía de él, situación que originó una discusión entre éstos».

«Fruto de esa situación se suscitó una pelea en la cual éstos se agredieron mutuamente, hasta que intervino un seguridad de la plaza y una persona que acompañaba a la víctima», establece el documento de solicitud de medida de coerción.

La instancia agrega: «Posteriormente, Alburquerque Comprés se dirigió a su vehículo, por lo que el seguridad y empleados del establecimiento le sugirieron a Duncan que se retirara del lugar, no logrando esto, debido a que inmediatamente el imputado sacó desde el interior de su vehículo una pistola y comenzó a realizar múltiples disparos en contra de la víctima y su amigo, no logrando impactarlos en ese momento debido a que estos salieron corriendo».

Detalla que Alburquerque Comprés abordó de nuevo su vehículo para perseguirlos, mientras Duncan logró esconderse detrás de una banca de lotería, donde fue encontrado por su victimario, quien de inmediato procedió a desmontarse de su vehículo y le realizó un disparo en el tórax e inmediatamente este cae al pavimento y «de forma despiadada» aprovechó para realizarle otro disparo y se marchó de la escena del crimen, dejando el cuerpo sin vida del comunicador tirado en el suelo.