Los ciudadanos de San cristóbal sienten temor al desplazarse por el mercado de esta ciudad que ha sido ocupado de nuevo por los mercaderes que establecen sus reglas al vender en medio de la calle sin que el cabildo local haga nada para impedirlo.

La circulación en las calles se ha tornado de nuevo complicada y si una persona se desplaza por las mismas y por accidente choca con las mercancías que venden en el mismo centro de las calles enseguida una turba se le abalanza y corre el riesgo de ser linchada.

Tal situacion la corrió el abogado pedro jacobo quien corrió el riegod e una agresion por parte de los mecaderes cuando quiso firmar las escenas dantescas que se viven allí con la ocupacion de las calles,las cuales fueron liberadas por la anterior adminstracion pero ahora han sido ocupada de nuevo.

Los mercaderes se sienten protegidos por el alcalde josé Montás quien hizo su campaña con la promesa de que los dejaría ahí y ahora se sienten dueño del espacio que pertenece a todos