El Ministerio de Administración Pública prohibió las cancelaciones de empleados públicos durante el estado de emergencia declarado en República Dominicana debido a la pandemia por coronavirus COVID-19.

Sin embargo, la prohibición excluye a los servidores públicos que hayan incurrido en actos delincuenciales comprobables.

Mediante la resolución 060-2020, el Ministerio de Administración Pública suspende, además, los plazos para interponer solicitudes, reclamaciones, acciones, recursos y actuaciones administrativas.

Así lo informó la noche de este lunes el ministro de la Presidencia y presidente de la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control del Coronavirus en el país, Gustavo Montalvo, durante una rueda de prensa para informar sobre las nuevas restricciones para evitar que el COVID-19 avance en el territorio nacional, porque se trata de una enfermedad cuya situación epidemiológica “puede cambiar en cualquier momento”.