Soluciones urgentes a corto y mediano plazo se necesitan aplicar en el Gran Santo Domingo para reducir la angustia, la inversión en tiempo, recursos económicos y gastos en salud que genera a la población el estado de emergencia en que se encuentra el transporte y la movilidad urbana en la actualidad.

Aunque la solución definitiva es la puesta en marcha de un sistema funcional integral de visión de ciudad, mientras tanto, se sugieren acciones de corto y mediano plazo que permitan viabilizar la movilidad, entre las que figuran la aplicación de las leyes sin distinción de usuarios con régimen de consecuencias, educación ciudadana, uso de tecnología, un sistema efectivo en el uso de las vías y una planificación dinámica.
Esas son algunas de las acciones a corto plazo planteadas por autoridades y expertos de Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) en reflexiones emitidas ayer al participar en el Desayuno de Listín Diario, encabezado por su director Miguel Franjul, como preámbulo al Foro sobre Movilidad Urbana propuesto por este medio ante la crisis del tránsito.

Participantes

El desayuno estuvo encabezado por el rector de INTEC, Julio Sánchez Maríñez, y contó con la participación del profesor e investigador Víctor Hernández y la profesora Alexandra Cedeño, directora de Movilidad de Intrant y docente de INTEC, mientras que por la UNPHU estuvieron presentes los arquitectos Omar Rancier, decano de la facultad de Arquitectura y Arte y Heidi de Moya, directora de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo.

Asimismo, entienden importante que las autoridades se comprometan en la aplicación de la planificación y ven aconsejable sacar las estaciones interurbanas que están dentro del casco urbano, haciendo estaciones de transferencia, donde el tránsito interurbano sólo pueda llegar al límite de la ciudad.

Genera angustia

Expresó que es fundamental que se cumplan las normativas existentes tanto para el tránsito de vehículos livianos como de carga, para los motociclistas, en torno al doble parqueo, los horarios y uso de vías específicas establecidas, la supervisión de las condiciones de los vehículos y que haya además régimen de consecuencia para los infractores.

Destacó el papel que juega la educación y la integración de los medios de comunicación en la difusión de campañas educativas dirigidas a crear conciencia en la población.

Asimismo, el arquitecto Rancier ve necesario que se trabaje en crear esa cultura de ciudadanía que se ha perdido, porque los mismos usuarios del transporte quieren que el autobús se pare en cualquier lugar.

Dijo que es importante tener una visión macro, porque hay zonas de la ciudad donde se pierde la interconectividad, con calles que se cierran o descontinúan, que pueden mejorar el tránsito.