El líquido preseminal es una secreción viscosa y transparente que proviene de las glándulas de Cowper.

Durante las relaciones sexuales, especialmente en el juego previo al coito, el hombre libera un líquido llamado pre seminal, que no es lo mismo que el de su eyaculación. Este puede contener espermatozoides lo que implica que aunque no exista penetración o el hombre no eyacule dentro de los genitales femeninos, la mujer puede quedar embarazada.

El líquido preseminal o preeyaculatorio, es una secreción viscosa y transparente que proviene de las glándulas de Cowper, ubicadas en la parte baja de la próstata. Su función es la de lubricar la vagina y al mismo tiempo neutralizar la acidez de la misma, que es producida por la orina.

Si bien la probabilidad de embarazo con el líquido preseminal es mucho menor que al sémen de la eyaculación, la posibilidad existe. Por otro lado, no todos los hombres contienen espermatozoides en su líquido. Un estudio reveló que solo el 41% de los participantes presentaron espermatozoides en su líquido preseminal, con lo cual afirma la teoría.

Por otro lado, para que ocurra un embarazo se necesitan tan solo un óvulo y un espermatozoide. El ginecólogo Juan Manuel Serini indica que al ocurrir esto, solo basta que el líquido preseminal contenga un espermatozoide para exista riesgo de embarazo. A su vez, recomienda el uso de preservativo durante todo el acto sexual para evitar embarazos no deseados.