Debido a que, desde hace meses miles de ciudadanos utilizan el medicamento ivermectina como tratamiento preventivo para combatir los efectos del COVID-19, el Ministerio de Salud Pública y las sociedades de Infectología y Neumología advirtieron este lunes que este fármaco no ha sido aprobado en República Dominicana, por lo cual exhortan a la población a no utilizarlo.

A través de un comunicado, el Ministro de Salud, Plutarco Arias, indicó que desde el Ministerio no recomiendan este medicamento para tratamiento médico.

Entre tanto, la Sociedad Dominicana de Infectologia (SDI) señaló que hasta este momento no se ha reportado ninguna evidencia científica que demuestre la eficacia de este medicamento para tratar el COVID-19; lo que conlleva a una atención tardía de los pacientes debido a la falsa percepción de qué están recibiendo tratamientos contra el coronavirus y en el caso de la profilaxis hasta se relajan las medidas de prevención.

“La ivermectina, como todos conocemos, es un antiparasitario con poder invito para disminuir la replicación del virus SARS-Cov2, sin embargo, la evidencia científica disponible hasta el momento, sugiere que para alcanzar niveles efectivos se necesitarían dosis sumamente altas y potencialmente tóxicas”, advierte el comunicado difundido por la entidad.

Por tal razón, la SDI exhorta a que la prevención contra el COVID-19, se base en el uso de las vacunas junto a las medidas de distanciamiento, lavado de manos y el uso de mascarillas, debido a que es la herramienta comprobada con la que se podrá detener el avance de la enfermedad.

Neumología

De su lado, la Sociedad de Neumología y Cirugía del Tórax indicó que es preocupante el uso indiscriminado por parte de la población de este fármaco de forma preventiva.

“En los centros de salud estamos observando que los pacientes acuden con signos de enfermedad avanzada con historia del uso “preventivo” del fármaco, lo que pone en riesgo su vida y sobre carga los sistemas de salud”, indica su comunicado.

La sociedad recomienda a la población abstenerse de medicarse con esta molécula y que acuda de forma temprana y oportuna los centros de salud que cuenten con especialistas entrenados en el manejo de la enfermedad. De igual forma, pide que se evite la automedicación pues puede ser perjudicial para su salud.

“Exhortamos a los profesionales de la salud a seguir el protocolo de atención al COVID-19 del Ministerio de Salud Pública, donde esta molécula no está dentro de las recomendaciones de manejo preventivo ni curativo, estar al pendiente de su última versión que estará disponible próximamente y apoyar de forma activa en la próxima jornada de vacunación”, concluye el comunicado.

Organismos internacionales

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los resultados de la eficacia de la ivermectina para reducir las cargas virales en cultivos de laboratorio no son suficientes para indicar que el medicamento será de beneficio clínico para reducir las cargas virales en pacientes con COVID-19.

De acuerdo con la FDA, en Estados Unidos el uso de la ivermectina en seres humanos solo está aprobado para el tratamiento de algunos gusanos parásitos en formato de tabletas y para el tratamiento de parásitos externos como piojos y condiciones de la piel como la rosácea en soluciones tópicas que se adquieren sólo con receta.

La FDA detalla que este medicamento puede provocar efectos secundarios tales como sarpullido, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago, hinchazón del rostro o de las extremidades, eventos adversos neurológicos (mareos, convulsiones, confusión), baja repentina de la presión arterial, sarpullido grave que pueda requerir hospitalización y lesión hepática.