El contagio de coronavirus del presidente estadounidense, Donald Trump, junto a su esposa y primera dama, Melania, tiene similitudes a la infección que tuvo el presidente dominicano, Luis Abinader, y su pareja, Raquel Arbaje en junio de este año.

Ambas parejas contrajeron el virus en los momentos más álgidos de la campaña y a pocos días antes de llevarse a cabo las elecciones presidenciales de los dos países.

El 11 de junio de este año, el entonces candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, quien competía por segunda ocasión por alcanzar la Presidencia de la República, anunció al país que junto a su esposa había dado positivo al COVID-19

Donald Trump reveló ayer en su cuenta de Twitter que él y Melania se habían contagiado.

Una de las principales críticas que se le hacen al mandatario estadounidense es que no ha prestado la atención debida al virus en el país, lo que se atribuye el número de casos en esa nación, que sobrepasa los 7.3 millones, con un total de 208,000 decesos

El médico personal de Trump, Sean P. Conley, informó a los medios que el mandatario estadounidense se encuentra “bien” y cumplirá sus “funciones sin interrupciones” mientras permanece en cuarentena en la residencia presidencial en Washington, junto con su esposa.

Los esposos “están bien en este momento y planean mantenerse en su hogar en la Casa Blanca durante su convalecencia”, dijo el doctor Sean Conley en un comunicado.

Dos de las tres hijas de Abinader también dieron positivo al SARS-CoV-2, pero no presentaron síntomas.

En ese entonces candidato presidencial dominicano y Arbaje presentaron síntomas, como la fiebre, según informó el aspirante. Funcionarios de la Casa Blanca han informado que el polémico jefe de Estado de Estados Unidos tiene síntomas leves por el momento.

Lo que puede hacer la diferencia

Abinader informó al país el 24 de junio que había superado el virus, 13 días después de haber revelado que lo tenía.

El presidente dominicano es un hombre joven, y el 12 de julio cumplió sus 53 años. Arbaje, al igual que su homóloga estadounidense , tiene 50 años.

El mandatario de Estados Unidos cuenta 74 años, condición que lo hace vulnerable al COVID-19, también tiene sobrepeso y el colesterol elevado, según los medios de ese país.

“Su edad sería el principal factor de riesgo”, dijo a AP el doctor David Banach, médico de enfermedades infecciosas del sistema de salud de la Universidad de Connecticut.

“Las personas de 65 a 74 años tienen siete veces más probabilidades de ser hospitalizadas por COVID-19 que las de 18 a 29 años”, agrega la citada agencia que atribuye ese dato al Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés).