Hace una semana, el esposo de Juana González presentó síntomas de COVID-19, por lo que acudieron a un laboratorio a realizarse una prueba de detección. En el lugar, optaron por una prueba antigénica, por la que pagaron RD$1,700. El diagnóstico fue positivo, pero la pareja decidió no confirmarlo con una PCR, como establece el protocolo de Salud Pública, para no agotar la única cobertura que le hace su seguro al año. Prefirieron dejar la cobertura para el seguimiento de la enfermedad, y ahorrarse los RD$4,000 que les costaba la PCR.

Aunque Juana (nombre ficticio de la mujer que no quiso identificarse) también desarrolló los síntomas de la enfermedad a pocos días del cuadro de su esposo, se asumió positiva y empezó a medicarse con los mismos medicamentos recetados a su pareja, para ahorrarse el costo de la antigénica, ya que el seguro tampoco se la cubre.

El pasado 16 de abril, la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) emitió la resolución 00237-2021, que da continuidad a la 000017 que el 9 de ese mismo mes emitió el Ministerio de Salud Pública para establecer los nuevos criterios para diagnosticar el COVID-19.

Con el nuevo protocolo, las pruebas PCR quedaron limitadas a una por año bajo cobertura del seguro, y solo se realizarán en determinadas situaciones, siempre bajo condición de que el paciente presente una prueba de antígeno previamente.

Pero la antígena tampoco es cubierta por el seguro, según le confirmaron a la pareja y a otros pacientes consultados por este medio de comunicación.

Pese al efecto suspensivo que genera un recurso de apelación que presentó el Colegio Médico Dominicano (CMD) contra la resolución de la Sisalril, todavía la medida sigue aplicándose, a riego de que pueda terminar en los tribunales.

Desde el pasado viernes, el gremio médico advirtió a la Sisalril que incoará en su contra las acciones que correspondan por ante el Tribunal Superior Administrativo, si no se abstiene de ejecutar la referida resolución.

El CMD se apoya en el artículo 13 del reglamento de normas y procedimientos para las apelaciones ante el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) que estable que “la interposición de recurso de apelación suspende la ejecución de la decisión de cuya apelación se trate”. A pesar de que los médicos presentaron el recurso el lunes pasado y de que el CNSS se reunió el jueves, se desconoce de alguna disposición para paralizar o no la aplicación de la medida.

En respuesta a Diario Libre, la Sisalril informó que todavía están evaluando los efectos del recurso interpuesto por el CMD, el que aún no le ha sido notificado por el CNSS. “Es importante que tengas presente que la Sisaril, en su rol de regulador, no ha limitado el acceso a pruebas PCR… Igualmente, es bueno aclarar que, no obstante el carácter legal del recurso jerárquico, no se ha generado un evento jurídico que sugiera retrotraer la situación de las pruebas al escenario previo a la Res. 0017 del Ministerio de Salud Pública”, indica.

El presidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de Aseguradoras de Riesgos de Salud (Adars), José Manuel Vargas, informó que hasta el momento no han sido notificados de una suspensión de la medida y que se acogen a las resoluciones del Ministerio de Salud y de la Siralril ya citadas.