POR LEONARDO CABRERA DIAZ*
Este es el majestuoso estadio municipal de San Cristóbal, Temístocles Metz, hogar de los Caimanes del Sur, y de cientos de jóvenes prospectos que, atraídos por las grandes facilidades y comodidades que estas instalaciones ofrecen, acuden diariamente a entrenarse y, de paso, disfrutar de las hermosas estructuras, que a pesar de haber sido construidas en el año 1978 mantienen intactas su sin igual diseño arquitectónico, hecho que ha concitado los más encomiables elogios de importantes profesionales y la admiración de toda la población así como personas de otras localidades que impresionadas continuamente tal si fueran turistas, se dan cita a tomarse fotos para tenerlas como un exquisito recuerdo de tan sin par monumento.
Otro aspecto a destacar del Estadio Temístocles Metz, en torno a su edificación , es el moderno y atractivo techo que cubre el palco central, pues tiene la particularidad de ser totalmente transparente. Esta “alta tecnología” proporciona a los fanáticos disfrutar, además del entretenido partido de béisbol, de los candentes rayos solares o de la lluvia, todo depende de las condiciones climáticas del día.
Similar situación se presenta cuando la actividad es nocturna, pues tenemos la oportunidad de apreciar las modernísimas luces, imponentes torres que nos hace pensar que estamos en un “Nueva York chiquito”. Imagínese usted, asientos reclinables y al igual que el techo, la valla protectora es completamente virtual, que obliga a los espectadores a estar atento a cada jugada, no vaya a ser cosa que un foul le estropee el momento.
De su verja perimetral ni se diga; ahí es que el genio humano se pone de manifiesto, toda vez que una parte es visible y palpable y el resto se le deja a la imaginación del aficionado. Con este sofisticado sistema se brinda mayor seguridad a los vehículos estestacionados en el parqueo, que dicho sea de paso está diseñado con los últimos adelantos, al extremo que su pavimento está apto para el cultivo de plantas que son regadas con aguas residuales, que brotan de unos alcantarillados construidos especialmente para ello.
Realmente, el Temístocles Metz es un estadio de Grandes Ligas. Sus fascinantes baños, confortables camerinos, dugouts, túnel, gradas, oficinas, personal administrativo y de apoyo, y lo más impresionante de todo, su terreno de juego, mejor que el del Yankee Stadium
Tan es así, que el Estadio Temístocles Metz, por sus exuberantes condiciones, está siendo contemplado seriamente, para ser una de las sedes del Clásico Mundial de Béisbol del 2013.
Es por ello que el Estadio Temístocles Metz, es el orgullo de todo sancristobalense, especialmente de los movimientos deportivos, de nuestros grandes ligas y muy especialmente de todas nuestras autoridades, legislativas, municipales y las enclavadas en las altas esferas gubernamentales, quienes pueden exhibir ésta como su gran obra e izar la bandera con la satisfacción del deber cumplido.