Solo esperan a que se haya reunido algún dinerito y se presentan tal si se han sacado el premio, sorprenden a las vendedoras y se llevan lo que necesitan para solventar sus vicios. Así está la delincuencia en la ciudad de San Cristóbal con las bancas de loterías que son las preferidas debido a que allí se brega con dinero y hay poca seguridad.

Decenas de ellas han sido asaltadas en las ultimas semanas sin que las autoridades policiales pongan el ojo sobre la situación para tratar de aminorar el problema que eso implica.

En el cruce de Canastica, una de las bancas de la empresa Loteka fue asaltada hace apenas tres días y la mejor solución para que eso no ocurra es que la vendedora debe estar en un lugar no visible y cuando determina que el comprador no es una atracador se presenta.

«Vivo asutada,no nos dejan en paz,asi habla una vendedora de bancas de lotería ubicada en el kilómetro de la carretera Sánchez quien dijo en una semana se han presentado dos veces los atracadores a esa banca

En opinión de algunos que tienen conocimiento de los asaltos que se producen, tal parece que las autoridades no tienen una estrategia para frenar esa situación ya que entiende que debido a la frecuenci8a conque se producen esos hechos,no seria tan difícil contrarrestarlos