En el Plan Nacional de Fomento a las Exportaciones 2020-2030 se establece que la República Dominicana tiene potencial para hacer crecer las exportaciones de servicios porque cuenta con ventajas competitivas o potenciales, como turismo de salud y bienestar, servicios culturales y servicios profesionales como contaduría, arquitectura, ingeniería y medicina.

También, en servicios de apoyo a los procesos de los negocios (BPO), servicios de desarrollo de software y uso de TICs, servicios de asesoría y consultoría vinculados a la producción de bienes y servicios.

Sobre este tema, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicó el estudio «Servicios profesionales con potencial exportador en la República Dominicana», en donde se plantea una serie de medidas de corto, mediano y largo plazo que los actores vinculados a estos servicios profesionales -fundamentalmente gobierno, academia, empresas y colegios profesionales- podrían desarrollar para fortalecer el ecosistema de servicios y apoyar la construcción de una oferta exportable de servicios profesionales.

El estudio precisa que los prestadores de servicios profesionales dominicanos no se perciben como exportadores de servicios, y construir una cultura exportadora conlleva internacionalizar la práctica profesional, promover los acuerdos comerciales y establecer mecanismos de apoyo para la búsqueda de mercados, y difundir oportunidades a través de mecanismos de licitación internacional y concursos.

El documento, de la autoría de Sachenka Encarnación, hace algunas acciones propuestas de carácter transversal.

En el corto plazo (máximo seis meses) considera que se debe diseñar y ejecutar un plan de capacitación para el personal de las unidades de promoción de exportación de servicios y la de atracción de Inversión Extranjera Directa (IED) en servicios de ProDominicana.

También, crear el directorio nacional de exportadores de servicios profesionales en línea, conectado a la plataforma ProDominicana Connect; elaborar un catálogo de oferta formativa presencial y virtual (entrenamientos y talleres) para prestadores de servicios profesionales interesados en exportar y elaborar un perfil de proyecto de alfabetización digital para prestadores de servicios profesionales, a ser incluido en Agenda Digital, con un piloto en dos colegios profesionales.

Asimismo, se debe diseñar el formato de la primera feria de servicios «República Dominicana Service Summit«, a ejecutarse en 2023.

El estudio plantea en el mediano plazo (máximo 12 meses) crear un servicio de apoyo a prestadores dominicanos para la identificación de oportunidades y notificación de avisos sobre ofertas de consultoría disponibles en las bases de datos de contratación pública de los Estados Unidos, la Unión Europea y otros portales de negocios.

Además, recomiendan elaborar una guía de servicios de apoyo para exportadores de servicios, evaluar el alcance de los compromisos y los beneficios potenciales de adherirse a la Convención Regional de 1974 de la Unesco sobre el Reconocimiento de Estudios, Diplomas y Grados en Educación Superior en América Latina y el Caribe, identificando las ventajas y desventajas de dicho esquema y el estado actual de su aplicación.

Recomiendan organizar encuentros (virtuales) con agencias homólogas en otros países como Chile, Costa Rica, Colombia, Perú y Uruguay, sobre buenas prácticas en la promoción comercial. Asimismo, realizar un estudio de caracterización e inventario de la oferta disponible de prestadores de servicios profesionales dominicanos residentes en el extranjero, entre otras recomendaciones a mediano plazo.

Marco nacional de cualificaciones

A largo plazo (máximo 36 meses), el estudio recomienda dar seguimiento al proceso de elaboración del marco nacional de cualificaciones -adaptado a la demanda y a las normas internacionales- y las adaptaciones de las ofertas académicas que se generen como resultado de este proceso, para los servicios de arquitectura, contabilidad, ingeniería y servicios legales.

La Cepal también recomienda crear un espacio de información permanente de las medidas reglamentarias y normas técnicas asociadas a servicios profesionales, según mercados de destino de las exportaciones presentes y potencial de República Dominicana.

Detalla que, a modo de piloto y dada la complejidad y cantidad de información disponible en función del tamaño de los mercados, este observatorio podría iniciar su trabajo con dos criterios básicos:

  • Reglamentación técnica bajo acuerdos comerciales vigentes (DR-Cafta y EPA siendo los de más amplio alcance)
  • Uno o dos servicios profesionales seleccionados. Esto permitiría acotar la iniciativa para medir su funcionamiento y requerimientos de capacidades.