El presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Senén Caba, reconoció este lunes que la resolución 553-02, emitida por el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), que reduce un 50 % del copago a los afiliados del Seguro Nacional de Salud, es una excelente noticia para los pacientes, pero va en detrimento de las prestadoras de servicios.

“Beneficia al paciente común pero afectando al prestador, y sin prestadores, no hay modelo. Puede haber modelo sin intermediación, perfectamente. Las Aseguradoras de Riesgos de Salud (ARS) no son necesarias. El principal actor es el pueblo, pero el segundo es el prestador”, dijo Caba al ser consultado.

“A la larga van a desaparecer los prestadores, porque no van a poder asumir los costos, sin embargo al sector financiero no se le toca ni con el pétalo de una rosa. Ese modelo empobrece, proletariza al prestador y sin prestadores, ¿quién va a atender a la gente?”, cuestionó el galeno.

Dijo que la intención del CNSS es la desaparición de la consulta privada y convertir a los médicos en obreros asalariados de los bancos que administran las ARS y las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Caba reiteró que “todo parece indicar que el costo de esa reducción caerá sobre los proveedores, las clínicas. El CNSS insiste en que esos costos serán asumidos por el sistema en función del último aumento tarifario de 162.33 pesos, de los cuales, el 70 % lo cubrirá el empleador y el 30 % los usuarios”.

Aseguró que “se hace más pertinente que nunca seguir reclamando en las calles otro modelo de ARS, otro modelo de AFP, que no esté basado en el aspecto rentista, pecuniario, sino, basado en derechos”.