La intención era crear un pollo de muslos y pechugas enormes, con capas y capas de carne, capaz de alimentar a toda una familia por un costo mínimo.

En 1946, al final de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de EE.UU. se unió a una empresa para establecer un concurso que cambió la industria avícola a nivel mundial para siempre.

El Chicken of Tomorrow Contest (el Concurso del Pollo del Mañana) invitaba a granjeros y criadores de todo el país a desarrollar, a través de selección genética, un pollo de engorde con la capacidad de crecer más rápido y que también tuviese la mejor calidad de carne posible.

«Con la competencia se querían producir aves que pudieran ganar masa muscular rápidamente y que se pudiesen sacrificar a una temprana edad», explica a BBC Mundo Richard Thomas, experto en arqueología de las aves de la Universidad de Leicester, Reino Unido.

El país norteamericano buscaba atender la alta demanda de proteínas producto del boom de nacimientos de la época. Además, el conflicto bélico había provocado un racionamiento de carnes rojas, que eran destinadas a alimentar a los soldados en el frente.

Pero en aquel entonces, el pollo no era más que un animal escuálido, que se criaba mayormente para producir huevos y tardaba unos cuatro meses en crecer.

En poco más de medio siglo, según un estudio de la Universidad de Alberta publicado en 2014, el tamaño promedio de un pollo de engorde aumentó en un 400%.

Martin Zuidhof, uno de los autores de la investigación, confirmó que lo que sucedió en la competencia influyó en el desarrollo del ave que comemos actualmente.

  • «El sueño americano era tener un pollo en cada olla, que todo el mundo fuera feliz. Ese era el motivo [de desarrollar el pollo]», sostuvo el doctor en Ciencia Animal.

«Fue con esta competencia en la década de 1940 que los primeros pollos de engorde o pollos manufacturados, por decirlo de alguna manera, fueron generados», señala el profesor Thomas a BBC Mundo.

Ahora este animal, afirma Zuidhof, alcanza el periodo «ideal» para ser sacrificado en 4 o 5 semanasfrente alos cuatro meses de antes del concurso.

La tabla muestra los resultados de una investigación sobre el impacto de la selección genética en el tamaño del pollo de engorde. El estudio fue realizado por profesores de la Universidad de Alberta, Canadá y publicado por la revista Elsevier.

Y su precio, según un artículo de la publicación The Economist, se redujo en un 47% de 1960 a 2019.

Actualmente, el precio del pollo en EE.UU. es de US$1,92 la libra (medio kilo), mientras que 59 años antes valía el equivalente a US$3,63 (ajustado por inflación).

El certamen, junto con los métodos de producción industrial y posterior desarrollo tecnológico, ayudó a que esta carne se transformara en un producto accesible para cientos de millones de personas.

En busca de carne «superior»

Un documental producido en 1948, usado como publicidad para el Chicken of Tomorrow Contest y que resume paso a paso el concurso, resaltaba que el pollo «ideal» debía ser uno con un gran porcentaje de carne de pechuga y muslos «rechonchos».

«Un pollo con características de carne blanca superiores«, se escucha decir al famoso actor Lowell Thomas, quien fungía como locutor.

Para motivar a los granjeros y criadores de pollos, la compañía A & P, el mayor detallista de EE.UU. para el momento, ofreció US$10.000 como premio para los ganadores del certamen.

La competencia, que fue organizada por un comité dirigido por el Departamento de Agricultura estadounidense, comenzó primero a nivel estatal.

Por un lado, el jurado evaluaría las características del animal, como su uniformidad y tamaño, textura y plumas. Por el otro, cuán económico era producirlo.

Los competidores debían cruzar a sus mejores pollos de engorde para cumplir con los criterios requeridos por el comité y así crear el «ave del mañana».

Entre 1946 y 1947 hubo 68 competencias estatales. Ese último año hubo cinco competencias regionales, de las que se eligieron 40 ganadores de 25 estados de EE.UU. para competir a nivel nacional.

Los ganadores

La final comenzó en marzo de 1948. Autos y trenes cargados con 720 huevos por cada uno de los finalistas viajaron de costa a costa hasta llegar a Maryland, donde fueron cuidados en un ambiente controlado hasta salir del cascarón.

Una vez que nacieron, los polluelos fueron identificados con un número y enviados a un criadero en la Extensión Experimental Agrícola de Delaware.

Allí fueron alimentados mientras que su peso, salud y apariencia se monitorebaa constantemente. Luego de 12 semanas los animales fueron sacrificados.

El día de la premiación, las aves se presentaron como si estuvieran «listas para la venta», con la piel desplumada, distribuidas en grandes cajones dentro de un gran salón.

La raza de pollos Arbor Acres, criada por el empresario Henry Saglio, de Connecticut, llegó en segundo lugar. Mientras que Charles and Kenneth Vantress, de California, ganaron el primer premio con un cruce entre un Red Cornish y el New Hampshire Red.

Fueron escogidos vencedores por la manera eficiente en que su cuerpo procesaba el alimento, así como su economía de producción.

Como espectáculo artístico se paseó una carroza adornada con flores, mientras una joven con corona flanqueada por banderas de EE.UU. saludaba y sonreía.