Al proyecto legal recién aprobado por la Cámara de Diputados que permitirá el retiro del 30 % de los fondos depositados por los trabajadores en sus cuentas de pensiones le falta superar otro escenario para hacerse realidad: el del Senado.

La iniciativa presentada por el diputado Pedro Botello, que ayer fue aprobada por la Cámara de Diputados en segunda lectura, ahora no solo deberá enfrentarse a la correlación de fuerzas de los partidos en la cámara alta del Congreso, sino también a la existencia de una reforma legislativa que lleva meses en esa instancia.

Los senadores Dionis Sánchez y Amarilis Santana depositaron el 6 de abril pasado una propuesta para incluir en la Ley 87-02 (que regula el sistema de Seguridad Social dominicano) un artículo que permita a los trabajadores, en caso de declaratorias de estados de excepción, acceder hasta a un 20 % del dinero depositado en su fondo de pensión individual.

La diferencia con la iniciativa del diputado Botello es que la propuesta de los senadores permite el retiro cada vez que se dicte un decreto de excepción como el actual. Mientras tanto, la ley especial aprobada este lunes por la Cámara de Diputados se trata de una norma especial que permitiría un único retiro mientras dure esta emergencia por el COVID-19 y no arropa a otra situación similar en el futuro.


Lo que tienes que saber
Recibe en tu correo las principales noticias del día.


«De forma extraordinaria, y por única vez se autoriza a los afiliados que lo requieran de disponer de hasta un 30 % de los fondos acumulados en sus cuentas personales en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP)», indica el artículo 2 de la ley especial que ahora deberá ser analizada por el Senado para su aprobación y posterior promulgación.

Ambas iniciativas, aun con sus diferencias, han recibido críticas de casi todos los sectores de la sociedad, incluso de los sindicatos.

TE PUEDE INTERESAR

¿Qué opinan sobre el posible retiro del 30 % de lo cotizado en las AFP?

Pero, adicionalmente, la ley especial que permite el retiro de un tercio de los ahorros de los afiliados a las AFP añade otro elemento a la polémica que está relacionado con la propia redacción de la norma. Aunque se refiere al retiro de los fondos como un hecho único y excepcional, la ley incluye un artículo en el que considera que «el 30 % de los fondos acumulados por los afiliados en las AFP» se consideran «un fondo de garantías para los afiliados en los estados de emergencia, que no puede ser utilizado bajo ninguna circunstancia por instituciones financieras».

Abogados consultados señalaron que este artículo se presta a confusión porque no queda claro si ese 30 % se refiere al dinero que puede ser retirado esta vez o si, a través de la ley especial, se está obligando ahora a las AFP a inmovilizar y dejar in invertir un tercio adicional de las cuentas de capitalización individual, lo que podría generar consecuencias adicionales sobre el rendimiento de las pensiones a largo plazo.

TE PUEDE INTERESAR

Pensiones en República Dominicana: ahorrar toda la vida para seguir trabajando

Consecuencias masivas para un beneficio desigual

En caso de que alguna de las dos iniciativas sea finalmente promulgada, el efecto sobre los beneficiarios será muy desigual. Para los mayores de 45 años de edad, siempre que tengan más tiempo ahorrando en los fondos de pensiones, la historia podría ser distinta: el retiro alcanzaría los 128,000 pesos en promedio, una cantidad equivalente al costo de cuatro canastas familiares.

Pero los más jóvenes, que son quienes tienen menos años cotizando al sistema y suelen tener los salarios más bajos del mercado, no verán en promedio más de 22,000 pesos por persona. El monto ni siquiera alcanza para cubrir el costo de una canasta familiar.

Pero lo que preocupa a las autoridades financieras es el impacto masivo que tendrá el posible retiro de una porción de los fondos de pensiones. El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, alertó que se podría generar una crisis económica similar a la de 2004, y que la inyección a la economía de unos 175,000 millones de pesos (monto que representa un 30 % de los fondos depositados en las cuentas de los afiliados a las pensiones) dispararía la inflación.

Por su parte, el superintendente de Pensiones, Ramón Contreras Genao, ha dicho que el impacto no solo será a corto plazo, sino también de cara al futuro. “El acceso anticipado a los ahorros individuales, sobre todo si se está cerca de la edad de retiro pudiera tener efectos devastadores. Por ejemplo, un retiro parcial de un 20 % de los fondos causaría una reducción aproximada de entre un 4 % y un 20 % en el monto de la pensión futura”, explicó hace poco en un comunicado.