Luego de que la Fundación Cuevas del Pomier manifestara públicamente su preocupación por una voladura (explosión controlada) en las cercanías de la Reserva Antropológica, la empresa DOCALSA llegó a un acuerdo con la Dirección Provincial de Medio Ambiente, por las inquietudes de los comunitarios, aunque estos trabajos ya estaban programados y coordinados con las autoridades ambientales.

DOCALSA posee una concesión desde 1984, para la extracción de cal y agregados en El Pomier, provincia San Cristóbal, la cual fue fundada en 1927 por el señor José María Aponte. En el año 2000 se funda DOCALSA y en el 2002 se relanza con una nueva estructura accionaria. A la actual concesión le resta una vigencia de 40 años.

Diario Libre visitó las instalaciones de DOCALSA en San Cristóbal y conversó con sus ejecutivos sobre las inquietudes que surgieron en las últimas semanas.

Según DOCALSA todas sus operaciones cumplen a cabalidad con los protocolos establecidos por las autoridades. En el caso de las perforaciones de un área determinada, es evaluada y aprobada por la Dirección Provincial o por la Administración de la Reserva Antropológica, a través de una comunicación por escrito. “En ninguna circunstancia, cuando se trata de procesos operativos, la empresa actúa de forma independiente o unilateral, sino que coordina de forma previa y se maneja con las autoridades de la zona con una actitud responsable de cooperación y explicación de los alcances, objetivos y finalidad de nuestras actividades”, explicaron.

Además detallan que las operaciones de perforación en cuestión, tienen como propósito dar cumplimiento al programa de cierre definitivo de esa área minada, especialmente en taludes previos a la Ley 64-00 de Medio Ambiente y la Ley sectorial 202-04 de Áreas Protegidas. Precisaron que esa área minada se está preparando para la adecuación de taludes verticales y la posterior reforestación de las zonas impactadas. Explican que sin este cambio de paredes verticales a paredes con 45 grados de inclinación, es imposible de ejecutar la reforestación y con esto evitar futuros derrumbes que puedan afectar a los comunitarios, trabajadores y maquinara, tal como lo entienden las diferentes comisiones institucionales que visitaron la zona como son el Ministerio de Energía y Minas, Dirección General de Minería y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Explotación en zona de amortiguamiento

Sobre la explotación dentro de los 300 de zona de amortiguamiento, la empresa aclara: “Efectivamente, existe un Acuerdo firmado entre las empresas de la zona y las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente (2009), específicamente el Viceministerio de Áreas Protegidas, donde se establecieron las zonas de amortiguamiento que se aplicarían a cada una de estas empresas; sin embargo, tratándose de una minería que inició en 1964 (mucho antes de la Ley 64-00), es de entender que se tengan áreas de recuperación dentro de estos límites, los mismos que son objeto de interés únicamente para fines de adecuación y reforestación, según el Plan de Cierre depositado en el Ministerio correspondiente”.

En el mapa se puede observar la zona en preparación para cierre definitivo en azul, que es la más cercana al área protegida y zonas reforestadas en verde.