Ramón Almánzar

Santo Domingo, RD.Una omisión no intencional bastó para que a Romeo Santos lo llevaran al paredón patriótico. Que durante la gala de Premios Soberano obviara que su papá es dominicano y mencionara a su madre puertorriqueña fue motivo suficiente para enrostrarle que no nació en República Dominicana y se puso en dudas su sentir dominicano.

Otros famosos han sufrido situaciones parecidas, entre ellos Alex Rodríguez, Zoe Saldaña, Cardi B, Ozuna, Michelle Rodríguez, Félix Sánchez, Prince Royce, quienes han nacido fuera de territorio dominicano, pero tienen sus orígenes aquí por ser de padre o madre de Quisqueya. Y en algunos casos han demostrado ser más identificados con la cultura dominicana que con la de origen.

En el caso de Romeo, la crítica fue severa, despiadada, injusta. No es que sea el gran patriota dominicano ni mucho más, pero su proceder en la vida como cabeza principal del auge de la bachata en el mundo junto a Juan Luis Guerra lo hace merecedor de cualquier reconocimiento local, incluyendo el Gran Soberano, que le fue otorgado este año (aunque no era el momento, le tocaba a la legendaria comunicadora María Cristina Camilo).

+ Alex Rodríguez
Romeo no es el único que que le han echado en cara que no nació en territorio dominicano o que supuestamente en realidad no siente por esta media isla.
Muchos recuerdan lo sucedido a Alex Rodríguez cuando se vio en la encrucijada aun más difícil.

En 2006 le preguntaron dónde había nacido y obvio que iba a decir que en Estados Unidos porque esa es la realidad. Su lugar de nacimiento es Washington Heights, Nueva York.

Esa respuesta generó muchos comentarios adversos y más se intensificaron cuando A-Rod decidió,  después de mucha vacilación, jugar para el equipo de Estados Unidos, en el Clásico Mundial de Béisbol 2006, en el que participaron 16 países.

Rodríguez lo ha dicho con sinceridad y franqueza: se siente “más dominicano que el plátano”. Es un sentir. Contra eso nadie puede discutir.

+ Félix Sánchez
El gran ejemplo sin dudas es Félix Sánchez. Aunque no haya nacido aquí, su sentimiento es tan profundo que pocos le reclaman.

Félix Sánchez nació en Nueva York de padres dominicanos. Es un atleta de pista y campo que en el año 2004 en Atenas y 2012 en Londres se convirtió en campeón olímpico en representación de República Dominicana en los mundiales de atletismo en la disciplina de 400 metros con vallas, logrando romper la racha victoriosa de Estados Unidos, donde paradójicamente nació.

Su hazaña fue tan impresionante que el Estadio Olímpico del Centro Olpimipico Juan Pablo Duarte en Santo Domingo fue bautizado con su nombre.

Balcalis Marlenis Almánzar, mejor conocida como Cardi B, es una popular rapera nacida hace 28 años en el Bronx de Nueva York, Estados Unidos, y ligada a sus orígenes dominicanos por su padre.

Hace un año se vio envuelta en una polémica por un post en el que colocaba relativamente juntas las banderas dominicana y haitiana, abriendo un debate en el que se han mezclado opiniones de todo tipo y muchos “hasta la desterraron”. De esa casi no se salva.

Prince Royce, al igual que Romeo Santos, es un promotor de la bachata, ritmo autóctono dominicano. Por igual, nació en Nueva York, en su caso ambos padres son dominicanos. Con frecuencia se le ve en la disyuntiva de decidir la nacionalidad estadounidense o dominicana.  

Ozuna.
Ozuna está más ligado a la cultura puertorriqueña dominicana, pero ha proclamado una y otra vez que se siente dominicano.

“Yo soy dominicano, de hecho así me decían los chicos del barrio, el Domi, haciendo referencia a mi nacionalidad”, comentó Ozuna a LISTÍN DIARIO en 2018, cuando se empezó a hablar de si era más dominicano que puertorriqueño o viceversa.

Él ha certificado ser mitad puertorriqueño y mitad dominicano, recordando la sangre que corre por sus venas, que le da sentido a la nacionalidad que con orgullo comparte. Su abuela dominicana fue una pieza importante en su vida.

Otro urbano de raíces dominicanas es Nicky Jam. El intérprete nació en Lawrence, Massachusetts, de madre dominicana, Ysabel Caminero Madera, con quien se reecontró en el 2015 en República Dominicana después de no verla en 20 años y fue como “un momento de película”.

Actrices. Entre las actrices de la diáspora dominicana se encuentran Zoe Saldaña y Michelle Rodríguez. La primera se la sentido más interesada en la cultura dominicana y ha mostrado orgullo de sus raíces.

Aunque tiene una gran carrera en Hollywood, con múltiples éxitos en su catálogo, Zoé Saldaña (su padre es dominicano y su madre puertorriqueña) se ha acercado a República Dominicana a través de su talento para el cine, pues fue parte aquí del elenco de la película «La maldición del padre Cardona».

En mayo de 2020, Zoe manifestó su deseo de volver a hacer cine en República Dominicana, del cual solo guarda bonitas experiencias.

Mediante una entrevista con periodistas dominicanos a través de la plataforma Zoom, Zoé contó que, si no ha vuelto al cine dominicano no ha sido por falta de interés, sino de tiempo ya que después de rodar “La maldición del padre Cardona” no ha parado de trabajar.

“Quedé con tan buen gusto de haber trabajado en la República Dominicana que he querido volver siempre, pero dos años después de esa película hice ‘Avatar’ y en lo que la estaba terminando hice ‘Star Trek’, luego ‘Colombiana’, luego otras… Después me case y tuve tres niños, o sea ha pasado mucho en los últimos 15 años”, recordó la actriz entre risas.

La cantante y actriz Leslie Grace también ha experimentado el sentir de nacer hace 26 años en El Bronx, Nueva York, pero sentirse dominicana por la influencia de sus padres.