Hace unos días el actor nacionalizado mexicano Andrés García aseguró que la madre del cantante Luis Miguel, Marcela Basteri, había sido asesinada por el padre del artista, el también cantante Luis Rey, hace muchos años, lo que causó gran revuelo en el mundo artístico.

Sin embargo, una versión muy diferente sobre su paradero se ha puesto sobre la mesa, de acuerdo a una información de la Interpol México.

Este jueves Miguel Aldana, exdirector de la Interpol México en la década de los setenta, aseguró al programa Ventaneando que Marcela sí está viva y tiene dos hijos más.

Para Aldana, prueba de lo anterior es que el intérprete de temas como “Cuando calienta el Sol”, “La incondicional” y “Culpable o no”, ya no continuó con su búsqueda desde hace muchos años.

“Si no la hubiera encontrado, se hubiera ido por diferentes lados. Yo siento que está feliz ella. Pienso que Luis Miguel tiene comunicación con ella, que están respetando la intimidad de los dos”

El ex policía indicó que conocía bien a la actriz italiana, pues le contó los motivos por los cuales se alejó de su esposo.

“Se peleó con Luisito Rey. Se desapareció porque se había enojado con él. Se fue a Argentina”.

Tal era su amistad con Marcela que, dijo, la salvó de tener intimidad con Arturo El Negro Durazo, jefe de la policía capitalina de aquel entonces.

“(Luis Rey) quiso meterla con Durazo, yo me opuse. Llegué, se la quité varias veces, no la dejé que estuviera (con él)”

Por si fuera poco, dio a conocer que en varias ocasiones usó sus influencias para sacar al cantante español de los separos.

“Muchas veces por el vicio lo detenían. (Yo) hablaba con las autoridades, les hacía el favor, los apoyaba y lo soltaban”.