Yerlendy Abad
Santo Domingo, RD

A raíz de la ola de críticas que generó su participación como conductor principal de Premios Soberano 2023Julio Sabala salió al frente para defender su talento y desligarse de las consecuencias que dejó la decisión que, según sus palabras, tomaron la Asociación Dominicana de Cronistas de Arte (Acroarte) y demás organizadores de la premiación dominicana en pleno conocimiento de lo que podía ocurrir.

El artista ofreció sus primeras declaraciones durante el programa “El Show del Mediodía”, donde se conectó a través de video llamada, y explicó que “asumí ese riesgo” de una producción que no estuvo completa, pues faltaron muchos elementos de su show, pero aun así, aceptó esa responsabilidad como una forma de mostrar el espectáculo que tiene preparado para mayo, aunque también «yo sabía, intuía, porque no hay que ser vidente» que si no quedaba como esperaba, se convertiría “carnada para todas las redes, para todos los detractores de los premios, para el que yo no le caigo bien, para el que tenga algún tipo de intereses, para los otros medios que podía tener reserva contra ese medio que lo transmitía, entonces yo era el sujeto paciente, fui el cordero de Dios que fue al sacrificio abnegado con tal de que no se lastimaran las expectativas de los premios”.

“A mi me contrataron para que pusiera la sal, la pimienta como lo establecí, pero sin que se me vaya la mano, y también para que fuera irreverente sin deslucir la ceremonia. Esa era mi responsabilidad, ese era el morbo del público, esa era mi función dentro del engranaje, yo no tenía esas garantías y luego me encontré que la parte operativa a la hora de la ejecución, tuvo unos errores garrafales que naturalmente capitalizo o me lastiman y me agredían a mí”, continuó Sabala.

El actor y cantante también reveló que tenía la intención de hacerle saber todo a la prensa en el encuentro que fue organizado tras su llegada al país la semana pasada, pero no fue autorizado para hacerlo.

Asimismo, detalló que dentro de su actuación existía una interacción con Omega El Fuerte, de quien realizaría una imitación, y tampoco fue permitido para llevarla a cabo, alegando que el mambero no se encontraba presente en el evento.

Sobre los efectos que supuestamente pudieron apreciarse dentro de la sala y no en pantalla, Sabala dijo: “Yo lo vi y me quedé horrorizado, es imposible que se maneje, tengo que decirlo, tanto desacierto algo que estaba supuesto a salir bien”.