Una bebé estadounidense de 7 meses fue la víctima mortal de una «venganza» en contra de una familia mexicana residente en EEUU que estaba de visita en México. La menor murió tras recibir un balazo en la cabeza cuando un hombre ingresó al negocio de la familia en la localidad de Salvatierra, Guanajuato, y disparó en 3 ocasiones.

La niña se encontraba jugando en un brincolín para bebé cuando recibió el disparo frente a sus padres y su abuela. El agresor es un sujeto al que conocen como «El Patas» y era vecino de la zona, reseña Diario de México.

“Venimos de Estados Unidos ya tenemos muchos años dedicándonos traemos cosas de allá para vender. Venimos dos veces al año. Teníamos como 8 días de haber llegado de allá con los niños y de hecho ese día era el primer día que íbamos a tener la venta en vivo, yo hago lives desde mi página de ventas, tengo una pagina personal”, explica la abuela de la víctima en una transmisión de Facebook.

Las detonaciones del ataque y los gritos de los presentes, también se mostraron en vivo por Facebook. Sin embargo el video no se guardó, debido a que todos salieron corriendo a llevar al hospital a la bebé.

“Estaba hablando directamente al en vivo cuando escucho una detonación. Veo la luz de una bala cerca de mi y cuando esto sucede. Yo me agarré la cabeza y me dejé caer en al piso, y él seguía tirando y una de esas balas le pegó”.

Los restos de la bebé estadounidense serán llevados a ese país con su familia.

El presidente Municipal, Germán Cervantes Vega, informó que se apoyará con los gastos de la funeraria, mientras que la familia ya recurrió a la embajada estadounidense.