El tiburón de Groenlandia (Somniosus microcephalus) ostenta el récord del animal vertebrado más longevo del planeta, al descubrirse que el ejemplar más viejo había vivido durante casi 400 años. En estos momentos podría estar nadando en las profundidades del océano Ártico un individuo que estuviera vivo al momento de que los trinitarios reclamaban la independencia nacional en 1844.

El tiburón de Groenlandia, también conocido como tiburón gris, de tierra, boreal o durmiente, vive en el Ártico pero también habita las regiones septentrionales del océano Atlántico, puede superar los cinco metros de longitud y tiene una esperanza de vida de un mínimo de 272 años y un máximo de 512 años.

De acuerdo con National Geographic, el tiburón de Groenlandia es uno de los tiburones más lentos: su nombre científico significa  «dormilón de cabeza pequeña». Sin embargo, estos raros animales pueden ser superpredadores.

El vertebrado más longevo

El centro del cristalino (la parte del ojo que permite enfocar los objetos) se mantiene invariable desde el nacimiento del tiburón. Esta peculiaridad es lo que ha permitido determinar la edad del animal de acuerdo a la composición química del tejido, a diferencia de la mayoría de tiburones cuya edad se determina contando los anillos de crecimiento de sus vértebras.

Para estimar la edad de la especie, los investigadores extrajeron los ojos de 28 ejemplares hembra que habían sido pescados de forma accidental.

«El centro del cristalino no cambia desde el nacimiento del tiburón y por eso la composición química del tejido permite conocer la edad del animal. Utilizamos métodos de datación por radiocarbono, pero combinados de una forma totalmente nueva«, declaró Julius Nielsen, quien lideró al equipo de biólogos marinos de la Universidad de Copenhague que participó en la datación de estos tiburones en 2016.

Las edades de los 28 tiburones de Groenlandia analizados iban desde 272 a 512 años, lo que daba una esperanza de vida promedio de 392 años, la edad de un ejemplar vivo actualmente podría superar los 500 años.

Las pruebas con carbono tienen un margen de error de 120 años, lo que significa que en el peor de los casos tendría 398 años.

«Tendemos a pensar que los vertebrados viven aproximadamente tanto como nosotros, súmale o réstale 50 o 100 años», afirman los investigadores. Sin embargo, un tiburón de Groenlandia actualmente vivo puede que naciera en el siglo XVI o XVII, mientras que no hay un solo ser humano vivo que haya nacido antes del siglo XX.

Hitos históricos en RD a lo largo de la vida de un tiburón de Groenlandia

Tomando como referencia que un tiburón de Groenlandia puede vivir en promedio casi 400 años, puede que ahora haya un ejemplar nadando por los océanos que pudo estar vivo durante el establecimiento de la primera universidad de América por medio de la bula In Apostolatus Culmine de Paulo III en 1538.

El mismo tiburón pudo haber estado vivo mientras Antonio de Osorio ejecutaba entre 1605 y 1606 la orden del rey de España Felipe III para trasladar a la población de las regiones oeste centro y norte de la isla a zonas más cercanas de Santo Domingo como una medida para evitar el contrabando, lo que más tarde provocó la toma de la Isla de la Tortuga por los franceses, que luego migraron hacia la parte oeste de la isla, cuyo asentamiento fue reconocido en 1777 por España como Saint Domingue (actual Haití).

Un ejemplar del tiburón de Groenlandia, cuya esperanza de vida supera los 300 años, que esté emboscando a una foca pudo haber estado vivo cuando José Núñez de Cáceres proclamó la Independencia Efímera en 1821 y también cuando Jean Pierre-Boyer llevó a cabo su plan de unificar la isla en 1822 y durante más de 20 años.

Pudo estar vivo en 1838 cuando un grupo de jóvenes liderados por Juan Pablo Duarte fundaron la sociedad secreta La Trinitaria, el inicio de su proyecto para fundar un país libre, soberano e independiente, y su larga vida pudo haber coincidido con la proclamación de la Independencia Nacional en 1844.

Capturas accidentales

Los tiburones de Groenlandia, a pesar de que viven a unos 2,200 metros de profundidad y entre 28.4 y 44.6 Fahrenheit (menos 2 a 7 grados Celsius), son víctimas de capturas accidentales

«Los tiburones de Groenlandia son unos de los tiburones carnívoros más grandes del planeta y su función como superpredador en el ecosistema ártico se ha pasado completamente por alto. Miles de ellos acaban capturados accidentalmente por todo el Atlántico norte, por lo que espero que nuestro estudio sirva para prestar una mayor atención a esta especie«, concluye Nielsen.

Hasta la década de 1960 fueron cazados por el aceite de sus hígados, que se usaba como lubricante industrial o para lámparas. Actualmente, algunos ejemplares se enredan con las redes de pesca.

El National Geographic indica que la primera fotografía de un tiburón de Groenlandia vivo se tomó en 1995. Un ejemplar fue visto frente a la costa de Belice en 2022, lo que aumenta la posibilidad de que los tiburones estén más extendidos de lo que se pensaba.