El Comité de Ministros del Consejo de Europa condenó hoy las «violaciones graves» de derechos humanos cometidas por Rusia en Crimea y en la ciudad de Sebastopol, ocho años después de una anexión que no reconoce.

En una decisión basada en un informe de la secretaria general de la organización, Marija Pejcinovic, el Comité de Ministros subrayó que desde la ocupación de Crimea en 2014 «la situación de los derechos humanos ha empeorado considerablemente».