La ola de frío cubre ya gran parte de Estados Unidos con bajas temperaturas, nevadas y vientos gélidos, informó este lunes el Servicio Meteorológico Nacional estadounidense (NWS, en inglés).

El organismo detalló en su reporte más reciente que las intensas nevadas y lluvias que desde la semana pasada afectan al Medio Oeste y a la región de los Grandes Lagos se extendieron al sur de Estados Unidos y a la costa oeste del país, impactando en ciudades como Nueva York, Washington o Filadelfia.

Además, las «temperaturas peligrosamente frías» de los últimos días «continúan en gran parte de Estados Unidos», añadió el NWS.

Se esperan temperaturas extremas de menos de 40 grados bajo cero en Montana, Dakota del Norte y Dakota del Sur, además de fuertes nevadas en Michigan y en el estado de Nueva York.

La ola de frío podría afectar a la participación este lunes en los caucus de Iowa, la primera cita de las primarias republicanas para las elecciones presidenciales, en las que el expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021) parte como claro favorito.

En Des Moines, capital de Iowa, se esperan temperaturas por debajo de los -20 grados. El Servicio Meteorológico de Estados Unidos ha advertido que la piel expuesta a este frío se puede congelar en solo diez minutos.

En las últimas horas, los aspirantes republicanos han pedido a sus bases que desafíen el frío y acudan a votar, incluido Trump, cuya campaña teme que sus seguidores den la victoria por segura y se queden en casa.