El multimillonario informó este viernes que retira su propuesta de compra de la red social por US$44.000 millones, citando un incumplimiento sustancial de varias disposiciones del acuerdo.

Se enfrenta a una sanción por la ruptura de la oferta de US$1.000 millones y una posible demanda por esta decisión.

En tanto, las acciones de Twitter cayeron un 6% tras el anuncio.

En abril pasado, Musk firmó un preacuerdo de compra. La oferta quedó suspendida un mes después hasta que Twitter demostrara que las cuentas falsas de la red social representan menos del 5% del total de sus usuarios, según pidió Musk.