La Policía de Francia dispersó a 100 personas que estaban reunidas en una orgía en un almacén en París al acusarlas de romper las reglas impuestas para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Según reporta el periódico británico Daily Mail, los agentes policiales acudieron al lugar luego de recibir informes de que el grupo de hombres y mujeres practicaban relaciones sexuales en la referida fiesta.

Una fuente explicó que los participantes en la orgía violaron el toque de queda, el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

El informe señala que la fiesta fue organizada por tres personas que fueron arrestadas y unas 100 personas fueron multadas.

“Las orgías entre adultos son legales en Francia y en este tipo de actividades generalmente involucran a personas que cambian de pareja o que se presentan solas para encontrar otras nuevas”, detalló el periódico británico.

Los magistrados locales recomendaron que los asistentes a la orgía reciban educación sexual básica.