La Casa Blanca califica de «horrible» el asesinato del presidente de Haití