Moscú (CNN) — Está en marcha una reunión entre Rusia y Ucrania el lunes en la frontera entre Ucrania y Belarús, cerca del río Pripyat. ¿Es este un avance diplomático o un espectáculo político secundario mientras Rusia continúa su ofensiva en Ucrania?

Aclaremos lo que esto no es: la reunión no es una cumbre entre el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

En cambio, es una reunión entre delegaciones de ambos bandos. La oficina de Zelensky dijo que el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, llamó el domingo al presidente ucraniano y le ofreció garantías de seguridad, diciendo que Lukashenko «asumió la responsabilidad de garantizar que todos los aviones, helicópteros y misiles estacionados en el territorio bielorruso permanecerán en tierra durante el viaje, la reunión y el viaje de regreso de la delegación ucraniana».