Rusia acusó este miércoles a Ucrania de haber impedido la creación de un «corredor humanitario» para evacuar a civiles refugiados en una fábrica de Severodonetsk, ciudad del este de Ucrania en vías de conquista por las tropas rusas.

«La parte rusa propuso un corredor humanitario para permitir la evacuación de los civiles de la planta química Azot en Severodonetsk. Pese a esas medidas (…). Las autoridades de Kiev hicieron fracasar cínicamente la operación humanitaria», afirmó el ministerio ruso de Defensa en un comunicado.

Rusia había anunciado el martes su intención de abrir un «corredor humanitario»  entre las 05:00 y las 07:00 GMT de este miércoles para permitir la salida de los civiles de la planta de Azot, que serían conducidos a territorios controlados por Moscú.

El ministerio ruso de Defensa acusó a las fuerzas ucranianas de haber «violado el cese el fuego en varias ocasiones» y de haber «aprovechado la pausa humanitaria para desplegarse en posiciones [de combate] más ventajosas».

Esas versiones no pudieron ser confirmadas con fuentes independientes.

Severodonetsk, una ciudad estratégica del este del país, es desde hace semanas teatro de una encarnizada batalla entre las fuerzas ucranianas y las tropas rusas aliadas a separatistas prorrusos.