Ramón Cruz Benzán

Santo Domingo, RD.A pesar de que los imputado s Ángel Rondón y Víctor Díaz Rúa fueron sentenciados a 8 y 5 años de prisión por las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional por el caso Odebrecht, estos se mantendrán en libertad, tras el tribunal rechazar enviarlos a la cárcel.

Las magistradas Gisselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo encontraron culpable a Rondón culpable de soborno nacional y lavado de activos y a Díaz Rúa culpable del delito de lavado de activos proveniente del enriquecimiento ilícito, imponiéndose al primero 8 años de prisión y al segundo 5 años, al haber sido probada las acusaciones en su contra.

En el dispositivo de la sentencia, el tribunal condenó a Rondón y Díaz Rúa al pago de una multa de 200 salarios mínimos cada uno, y rechazó la solicitud de variación impuesta a los imputados, en virtud de que en la celebración de todos los actos del proceso, no se advirtió peligro de fuga.

Las juezas ordenaron el decomiso a favor del Estado dominicano de una parte de los bienes incautados a los imputados Rondón y Díaz Rúa, ordenando el cese de toda orden de inmovilización de fondos, la radiación y cancelación de cualquier inscripción u oposición, el levantamiento de las medidas cautelares y la restitución de los mismos.

El tribunal también ordenó notificar al juez de ejecución de la pena del Distrito Nacional para los fines correspondientes, fijando para el 25 de noviembre a las 3:00 de la tarde la lectura íntegra. A partir de ahí es que estos imputados y el Ministerio Público, si no están de acuerdo con la sentencia, comienza a correr el plazo para la apelación de la decisión. A la salida de la audiencia, Rondón, acompañado de sus abogados José Miguel Minier, Emery Rodríguez y Fernán Ramos, tras ser abordado por los medios sobre la decisión del tribunal, respondió que aceptaba la decisión dictada en su contra “Me condenaron por soborno sin haber sobornados, la única vez que ha habido soborno sin sobornar”.