SANTO DOMINGO.– El italo-colombiano Michael Saba acusado de dar muerte y posteriormente desmembrar el cadáver de la joven venezolana Yenny Carolina Pérez Canelón en un apartamento rentado en el Distrito Nacional, habría planificado el crimen, según lo detallado en la solicitud de medida de coerción impuesta por el Ministerio Público (MP). De acuerdo al documento, Saba rentó el inmueble vía otra persona para que su nombre no figurase.

Según los miembros del MP, la Policía Nacional (PN) y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), en el lugar de los hechos fueron encontrados un bulto y una maleta de color negro, tres cuchillos de diferentes dimensiones, un arma de fuego tipo pistola marca Glock, con un Switch y un dispositivo silenciador. Además de varias porciones de un polvo rosado presumiblemente Tussi, una caja de pastillas de Diazepam, un juego de esposas marca Street Wise y una mochila color negro marca Guess, conteniendo en su interior una soga.

El MP agrega también en la solicitud que el imputado estaba esperando a un motorista de confianza, identificado como Pedro Luis Barrera García, a quien Saba contactó vía Whatsapp para que le comprara una pintura blanca, algo con que pintar las paredes y guantes de látex.

En el documento se explica que las autoridades encontraron la cabeza y parte de los muslos de la víctima Pérez Canelo en el refrigerador, los pies en el bulto de color negro y el torso en la maleta del mismo color.