Ramón Cruz Benzán

Santo Domingo, RD.A pesar de que el ministe­rio público logró incorpo­rar cientos de pruebas en contra de los seis impli­cados en los sobornos de Odebrecht, documentos clave de la acusación fue­ron excluidos por las jue­zas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Na­cional, que conoció el jui­cio de fondo y este jueves emitirá su veredicto.

Una de las pruebas cla­ve descartada de la acu­sación de la Procuraduría Especializada de Persecu­ción de la Corrupción Ad­ministrativa (PEPCA) fue el acuerdo donde la cons­tructora admitió que pa­gó sobornos a cambio de obras públicas en varios países, incluyendo Repú­blica Dominicana.

Igualmente, las juezas Gisell Méndez, Tania Yu­nes y Jisell Naranjo exclu­yeron del juicio el Acuerdo de Lenidad de Brasil, con el cual se intercambiaron documentos del caso entre el ministerio público de ese país y el dominicano.

La decisión del tribunal de no admitir estas pruebas claves del ministerio públi­co, se basó en que el órgano acusador no depositó la tra­ducción al español de estos documentos que están en portugués, como lo estable­ce el Código Procesal Penal, por lo que explicaron que su incorporación al juicio era imposible.

La exclusión de estas dos pruebas surge a raíz de una objeción que interpuso la defensa del imputado An­drés Bautista, a la que su­maron los defensores de Ángel Rondón, Víctor Díaz Rúa, Conrado Pittaluga, Tommy Galán y Roberto Rodríguez, implicados en los sobornos por un monto de US$92 millones que pa­gó Odebrecht para lograr contratos de obras guberna­mentales.

También las magistradas excluyeron una parte de las declaraciones de Mar­cos Vasconcelos Cruz, que no fueron traducidas al es­pañol. El tribunal también excluyó del juicio de fondo del caso Odebrecht pruebas que presentó el ministerio público con las que preten­día probar que los exfuncio­narios Tommy Galán, An­drés Bautista y Víctor Díaz Rúa incurrieron en enrique­cimiento ilícito y falsearon sus declaraciones juradas, que presentaron cuando eran funcionarios.

El ministerio público se mantiene firme y en espera una condena ejemplar, ba­sada en las pruebas apor­tadas en el proceso judicial contra los imputados por los sobornos que distribuyó la empresa Odebrecht en República Dominicana.

“Esperamos una condena basada en las pruebas, ba­sada en las evidencias que se han presentado, que les demuestre a los y las domi­nicanas que en este país el que es corrupto, el que to­ma dinero público, no sale impune, y que le demues­tre a los que vean este pro­ceso que, si tienen con­ductas similares, tendrán consecuencias similares”, planteó la fiscal Mirna Or­tiz, coordinadora de litiga­ción de la PEPCA.

Explicó que el soborno quedó claramente demos­trado con las pruebas tes­timoniales y, también, con todo el esquema documen­tal que demostró la ruta del dinero que sale de Odebre­cht para pago de corrup­ción y llegó a las cuentas del imputado Víctor Díaz Rúa, a través del abogado Conrado Pittaluga, así co­mo a las de Ángel Rondón y de los legisladores.

El ministerio público pi­dió al tribunal condenas de 10 años de prisión para los coacusados Ángel Ron­dón, representante empre­sarial de Odebrecht, así co­mo para Víctor Díaz Rúa, exdirector del Instituto Na­cional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) y exministro de Obras Públi­cas.

SEPA MÁS
Otras.

Para el abogado Con­rado Pittaluga pidió sie­te años de prisión y con­denas de cinco años de reclusión per cápita pa­ra los también coimpu­tados Andrés Bautista García, expresidente del Senado; Tommy Galán, exsenador por San Cris­tóbal, y Roberto Rodrí­guez, también exdirec­tor del INAPA.