La grave crisis de servicios e inversiones en obras que afecta a la ciudad de San Cristobal contrasta con la decisión del cabildo de esta ciudad cuando su ejecutivo principal, el sindico José Montás anunció la designación de cien trabajadores nuevos sin especificar cuál o cuales son las funciones que ejecutarán.

La decisión, al parecer se enmarca dentro del accionar político del alcalde con mira a tener un buen soporte en la competición interna que llevará a cabo el Partido revolucionario Moderno,en donde tal parece que sus «bonos» no están muy buenos dada la cantidad de aspiraciones que se han desatado en esa organización

100 nuevos trabajadores implican un amento en las nóminas municipales de algo mas de medio millón de pesos mensuales y no sabemos si tal acción debió ser llevada a la Sala Capitualar del municipio ya que significaría un aumento de casi seis milloones de pesos a la menguada finazas municipales.

Concomitantemente con eso, la situación de los diferentes sectores de San Cristóbal acosa y ostensible deterioro que se manifiesta en sus calles repletas de hoyos así como sus aceras y contenes.

Ademas,la inactividad del cabildo en lo referentes a las inversiones y los servicios raya en lo grave debido a que cada día se acrecienta la marginalidad, la suciedad y otros vicios que acarrea una mala gestión municipal