Pese a todas las circunstancias adversas que vive la sociedad en la actualidad debido a la pandemia que la acogota y la presencia de vientos huracanados,,ciudadanos se San Cristóbal tuvieron tiempo para enaltecer el espíritu sancristobalense sustituyendo las banderas que adornan a cada uno de los pilares que simbolizan a Los Constituyentes en el monumento que lleva su nombre.

Bastó que un ciudadanos no nombre Pablo Estevez,un apasionado de la lucha por el bienestar de su pueblo,se olvidará de la situación que vive el país y el mundo y echara su mirada sobre los símbolos que adornan el monumento y notara que estaban un poco deteriorado he hiciera una foto y la diera a conocer.

Para muchos,la acción era una mas de las que diariamente se colocan en las redes,pero para los integrantes de un grupo de las redes sociales llamado Por un Mejor País y que dirige el abogado y polemista Pedro Jacobo,pensaron que no era momento de culpar a nadie y emprendieron la honrosa tarea de conseguir las banderas y colocarlas en ese lugar.

Una acción de doble o quizás triple importancia pues implicaba un esfuerzo monetario al tiempo que requería dedicar un tiempo para hacer llegar los recursos que un avezado matemático del grupo estableció cuántos pesos eran necesarios aportar para la compra de las banderas.

Comprar las banderas no fue,aparentemente tan difícil,pero cuando todo parecía que se quedaría ahí ,entonces surgió el quién las pondrías en el lugar para lo cual se compraron e mediatamente surgieron las opiniones y se logró el desenlace de que había que hacer un acto para tal acción.

Se establecieron responsabilidad y como sacado de una novela o como si lo estuvieran esperando,las autoridades de San Cristóbal encabezada por el sindico josé Montás y el gobernador Julio cesar Diaz estuvieron de acuerdo en participar y encabezar la actividad,a ella se sumó el diputado orklando espinosa y el prsidente de la Sala Capitular del ayuntamiento jorge Hiche ramírez.

Se ensambló el acto protocolar y la acción se convirtió en realidad dando lugar a discursos de unión de de trabajo en conjunto pues lo que se hizo mostró que no todo está perdido y que San Cristóbal tiene hombres y mujeres capaces de hacer la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto.