Los presidentes provincial y municipal del Partido Revolucionario Moderno Rafael Salazar y Nelson de la Rosa respectivamente están en la obligación de aclarar bajo cuáles condiciones un militante de esa organización política se abroga el derecho de amenazar con golpear a comunicadores y periodistas por trabajar en una institución del gobierno.

Ambioris Rodriguez,quien se hace pasar como el «representante de las bases» del Partido Revolucionario Moderno amenaza,no solo a comunicadores, sino también a todas las personas que trabajan dentro de las instituciones estatales con sacarlos a la fuerza para colocar perremeistas en sus lugares de trabajo.

Ante esta situación, esa entidad política representada por Salazar y Nelson de la Rosa deben llamar la atención a dicha persona para que no continúe con sus amenazas debido a que eso resquebraja el clima de libertad de que deben ser garante en su condición de representante de esa entidad política.

Se recuerda que justo ayer, el Presidente Luis Abinader firmó la carta de la Sociedad interamericana de Diarios en la cual se comprometía a respetar la libertad de prensa en la república Dominicana