Es urgente la necesidad de construir parques en los sectores marginados de la ciudad de San Cristobal en donde la niñez y la juventud pueda disfrutar sus tiempos de osio en lugares sanos y no en las esquinas de colmadones y juegos de todo tipo como acontece actualmente.

Sectores como Canastica, Lavapiés,Pueblo Nuevo,Moscú,Madre Vieja Norte y Sur entre otros con poblaciones que sobrepasan los 20 mil habitantes no poseen ese tipo de infraestructuras para la sana diversión de sus habitantes en un ambiente sano y de cuidados.

En las ciudades tradicionales, el Espacio Público es el que da identidad y carácter a la ciudad, el que permite reconocerla y vivirla en sus sitios urbanos: naturales, culturales y patrimoniales.

En la actualidad no hay una política que tienda a identificar y proporcionar esos lugares, lo que hace mas difícil la vida de miles y miles de niños que se ven confinados a jugar en las calles o permanecer con un celular o una table viendo cuantos disparates se presentan.

Aunque los gobiernos locales se ocuparon de su gestión a través de la regulación, la normativa y los proyectos urbanos en la década de los 80, no pudieron prevenir ni corregir las constantes y, muchas veces toleradas, invasiones privadas que deterioraron la calidad de vida y el medio ambiente. 

Hoy por hoy,la niñez en San Cristobal está condenada al peor de los contenidos en los sectores populares propiciando la degradación de la juventud a gran escala.

Sin espacios públicos que le permitan vivir su niñez,es muy incierto su futuro y el desarrollo se fundamenta en personas que no podrán valorar el sentido de las cosas.