Las cifras de intoxicados y muertos por ingesta de bebidas adulteradas con metanol en la mayoría de los casos, sigue aumentando mientras las autoridades insisten en advertir a la población que no consuma aquellos rones u otros tipos de alcohol vendidos con etiquetas de marcas populares, pero a menor precio.

Para ayer, el reporte de Salud elevó a 70 los fallecidos en lo que va de año, seis casos más que los reportados en la víspera, mientras los intoxicados subieron de 151 a 164. Se adicionan otros ocho casos y tres defunciones en las últimas ocho horas.

Hasta el momento se ha identificado el clerén, el ron Capikúa y el Monday’s como fuentes de intoxicación, y otras marcas falsificadas.

Ayer, la DGII informó de la suspensión definitiva del Consorcio Tecno Deah, S. A., ubicado en el municipio Consuelo de San Pedro de Macorís y, de manera temporal a la empresa Des- tilados y Licores Universal, S.R.L, que tiene sus operaciones en la Autopista Duarte, municipio Pedro Brand y que produce la Kapicúa.

Entre ambas reúnen acusaciones de venta de alcohol sin autorización, prácticas de defraudación fiscal y vulneración de los contro- les fiscales de medición de despacho.

Ayer también se informó el sometimiento a la Justicia de Santo Andrés González Vizcaíno (Carlos), presunto propietario de un almacén en Los Alcarrizos que habría vendido bebidas adulteradas y provocó la muerte de al menos dos hombres.