Doris Pantaleóndoris.pantaleon@listindiario.com

Santo Domingo, RD. En medio de la crisis sani­taria que afecta al país, la salud de los dominicanos se está viendo altamente amenazada en estos mo­mentos no sólo por el vi­rus del Covid-19, sino por el resurgimiento y agrava­miento de otros padeci­mientos, entre ellos aque­llos que son prevenibles tanto por vacunas como por una oportuna vigilan­cia y atención médica.

El resurgimiento de la difteria con un brote que provocado la muerte de por lo menos 9 de 11 ni­ños ingresados en un so­lo hospital; cerca de 40 muertes por intoxicacio­nes alcohólicas y un in­cremento de un 22% en la mortalidad neonatal y materna que se regis­tra este año, son sólo un ejemplo de ello.

A esto se suma la ame­naza de brotes de otras enfermedades inmu­noprevenibles como el sarampión, tosferina, tétanos, hepatitis, menin­gococcemia, neumonías, entre otros, debido al descuido en el programa de vacunación, así como de aquellas endémicas o que resurgen como conse­cuencia de temporadas de lluvias, como el dengue, la malaria, leptospirosis y enfermedades gástricas.

Reportes médicos tam­bién dan cuenta de un in­cremento importante en el deterioro de pacientes con enfermedades cróni­cas como la hipertensión y diabetes, que están lle­gando a los centros de sa­lud descompensados, y de aquellos que presentan eventos cardiacos, vascu­lares, respiratorios y de salud mental.

Muertes por dengue,  eptospirosis, tétanos y tosferina
Desde enero a la fecha ocho de 10 niños ingresa­dos en el hospital Infantil Robert Reid Cabral entre dos y 14 años fallecieron a causa de la difteria, fru­to de un brote desatado en diferentes comunidades del país, sobre todo de Yama­sá, Monte Plata y San Cris­tóbal.

Hasta el 13 de marzo pasado, el sistema de vigi­lancia epidemiológica re­gistraba cuatro muertes por dengue y 254 casos de personas afectadas, 45 ca­sos de malaria, una muerte por leptospirosis y 20 per­sonas afectadas, dos muer­tes por tétanos en diferen­tes edades y seis pacientes afectados, una muerte por tosferina y cuatro casos registrados, así como 41 muertes maternas y 517 muertes infantiles.

El covid-19
En medio del repunte de muertes y enfermedades, el virus del Covid-19 con­tinúa afectando al país con incidencia a nivel nacional. Ayer se reportaron cuatro nuevas defunciones, así co­mo 532 nuevos casos posi­tivos detectados en 6,122 pruebas de laboratorio pro­cesadas. Estos datos elevan a 3,382 las muertes provo­cadas por la pandemia des­de marzo del año pasado a la fecha y a 256,563 los ca­sos positivos registrados.

Expertos advierten y urgen vacunar
Ante el brote de difteria, el doctor José Brea del Casti­llo, presidente de la Socie­dad Dominicana de Vacu­nología, advirtió ayer de que, además de la difteria, hay otras cinco enfermeda­des que posiblemente ten­gan baja cobertura de va­cunación, ya que por lo general se colocan juntas, como es el caso del tétanos, la tosferina, neumococo, polio, rotavirus, por lo que podrían resurgir.

Dijo que además de po­ner en marcha un progra­ma agresivo de vacuna­ción, se debe capacitar al personal de salud porque es posible que los médicos jóvenes no la conozcan pa­ra diagnosticarla rápida­mente, además que hay que revisar si hay antitoxi­na diftérica en el país que es el arma principal para tratarla.

Señaló que un brote de esa naturaleza en medio de la pandemia del Covid-19, complica la situación de sa­lud y que debe haber una amplia campaña de orien­tación y conciencia. Dijo que los niños que tienen todas sus dosis de vacuna contra la difteria no deben preocuparse, ya que la en­fermedad persigue al niño que no está vacunada.

Recordó que la reunión que sostuvo el mes pasado la coalición por la vacuna­ción en República Domini­cana se veía venir esos bro­tes por las bajas coberturas vacunales que se habían estado registrando des­de antes de la pandemia, agravado por la pandemia en todas partes del mundo, debido a que los esfuerzos se concentraron en mitigar la pandemia, el personal de los centros de vacuna­ción no estaba completo y la población se aisló.

A su vez, el presidente de la Sociedad Dominicana de Pediatría, doctor Mar­cos Díaz Guillen, entiende que el brote de difteria des­atado en el país es una res­ponsabilidad de todos, por­que eso evidencia que esos niños afectados no tenían las dosis completas de va­cunas.

Llamó a todas las instan­cias de la vida nacional, a la sociedad civil, gobierno y sociedades médicas espe­cializadas a incentivar y re­cordar a la población la ne­cesidad de completar los esquemas de vacunación en niños y adultos.

Advirtió que pueden sur­gir otros rebrotes y señaló que ha habido un descui­do de la población en ge­neral a raíz de la pande­mia y que esos pacientes no tenían las dosis necesa­rias para prevenir esa in­fección.

Dijo que es necesario que todos los centros de vacuna­ción tengan el abastecimien­to necesario de las vacunas que el país y la población ne­cesita no solo en estos mo­mentos sino siempre.

CASOS DIFTERIA
Ariel Suero apunta a culpables

El presidente del Cole­gio Médico Dominica­no (CMD), Waldo Ariel Suero, afirmó que la res­ponsabilidad del nuevo brote de difteria que vi­ve el país recae en ma­nos de Salud Pública y de los familiares que desviaron su atención a la pandemia del Co­vid-19.

Dijo que fuera por temor a contraer la enferme­dad o porque el gobier­no estuvo inmerso en el probema del virus, se dejó de lado las inmuni­zaciones y esto trae los nuevos casos de difteria.