Desde este primero de agosto se inicia la cuenta regresiva de los 15 días para la toma de posesión de Luis Abinader, presidente electo en los comicios presidenciales y congresuales del pasado 5 de julio.

Abinader será el octavo presidente de la República en la cuarta República, y lo hará tras ganar los comicios del décimo quinto período de elección democrática desde 1966.

A Luis Abinader le preceden Joaquín Balaguer (1966,1970,1974,1986,1990,1994,1996), Antonio Guzmán (1978), Jacobo Majluta (1982, 43 días), Salvador Jorge Blanco (1982), Leonel Fernández (1996,2004,2008), Hipólito Mejía (2000), y Danilo Medina (2012,2016).

Abinader ha anunciado las designaciones de 35 funcionarios, de los cuales 16 son ministros, dos ministras, tres son directoras generales, dos directores generales, cinco viceministras, un superintendente de Bancos, confirmó al gobernador del Banco Central y anunció a un asesor de turismo y a uno de economía.

Recibirá el país con un panorama muy adverso en medio de una crisis sanitaria y económica que ha incubado la pandemia del COVID-19.

Del Gabinete, aún le restan por anunciar oficialmente los designados en los ministerios de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, Cultura, Agricultura, y Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El mayor reto y presión a nivel de cargos lo tiene para la designación de un procurador o procuradora general de la República independiente, promesa de campaña por la que grupos la han propuesto a diversas personalidades para sean nombrados.

Reformas institucionales

Desde antes de llegar ha planificado un proceso de reforma del Estado mediante la reducción de instituciones, como la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) y el Consejo Estatal del Azúcar (CEA).

Creará un nuevo ministerio, el de la Vivienda, teniendo como plataforma el actual Instituto Nacional de la Vivienda (INVI).

Su ceremonia de traspaso de mando será reducida en la cantidad de personas, ya por el protocolo de la pandemia sólo se tendrá en el salón de la Asamblea Nacional a diplomáticos, dignatarios, legisladores, vicepresidenta entrante, el presidente y vicepresidenta salientes, presidentes de la Suprema Corte de Justicia, Tribunal Constitucional, del Senado, la Cámara de Diputados y familiares cercanos del mandatario.

Tras ser juramentado y tomar posesión, Abinader se trasladará al Palacio Nacional a juramentar a los miembros de su gabinete que le acompañarán al Tedeum en la Catedral Primada de América y a la ofrenda floral al Altar de la Patria.

El desfile militar tradicional también fue cancelado para evitar aglomeraciones de personas en el Malecón de Santo Domingo, ante el aumento de la transmisión comunitaria del COVID-19 que vive el país.

TE PUEDE INTERESAR