El Servicio Nacional de Salud (SNS) remitió este martes a la Procuraduría General de la República y al Ministerio de Salud Pública el informe realizado sobre los 44 menores de edad que se intoxicaron con alcohol, tanto en el período de Navidad, como en el Año Nuevo.

En una carta enviada a la procuradora general de Corte y directora nacional de Niños, Niñas y Adolescentes, Olga Diná Llaverías, y al ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, el SNS hace la remisión de los menores intoxicados con bebidas alcohólicas durante el referido asueto.

Durante el período de Navidad, que corresponde el 24 y 25 de diciembre, unos 14 menores ingresaron a distintos hospitales del país por intoxicación con bebidas alcohólicas, lo que está prohibido hasta que cumplan la mayoría de edad.

Mientras que en Año Nuevo, es decir 31 de diciembre y primero de enero, en el país se intoxicaron 30 menores de edad, una cifra mucho mayor que en Navidad.

También te puede interesar leer:

 

“Cortésmente nos dirigimos a usted, a los fines de remitir la información de los menores asistidos por intoxicación alcohólica durante el asueto de Navidad/fin de año 2023. En ese sentido adjuntamos listado con las informaciones suministradas por las salas de emergencias de los hospitales a nivel nacional que pertenecen a la red pública”, dice la carta enviada por el SNS a la que este medio tuvo acceso.

El SNS informó que independientemente de, una vez que los menores son remitidos a los hospitales, los médicos de estos centros inmediatamente notifican los casos a la fiscalía local, para el posterior sometimiento a la justicia de los padres o tutores legales de los niños y adolescentes.

“Resaltamos que, así como nos instruyen el procedimiento de Protección del Derecho de los Menores, remitimos esta información a los organismos rectores, Ministerio de Salud y Procuraduría para los fines de lugar. Hacemos de su salvedad que también los médicos de estos centros notifican estos casos de manera inmediata a la fiscalía local en el momento de ela asistencia de estos casos”, concluye la carta.

Para el asueto de fin de año se duplicó la capacidad a 30 menores intoxicados, registrándose 14 en las fiestas de Nochebuena. 

En ese sentido, el COE detalló que el consolidado de personas intoxicadas por alcohol suman 763, sin registrarse muertes por la causa, mientras que se reportaron un total de 173 intoxicaciones alimentarias.