Millones de canadienses se quedaron sin telecomunicaciones y sin accesos a la banca, al transporte, al comercio y a números de emergencia. Los servicios seguían interrumpidos más de 12 horas después del apagón masivo.

Una importante interrupción en la red de uno de los mayores operadores de telecomunicaciones de Canadá cerró este viernes (08.07.2022) el acceso a la banca, el transporte y al gobierno para millones de personas.

Casi todas las facetas de la vida se vieron interrumpidas. Los canadienses que suelen trabajar desde casa se agolparon en los cafés y bibliotecas públicas que todavía ofrecían acceso a Internet, o se juntaban fuera de los hoteles para captar una señal.

La agencia de servicios fronterizos de Canadá dijo que su aplicación móvil para los viajeros que llegan se vio afectada. También se vieron inutilizados los sistemas de pago sin efectivo en los comercios, mientras que los bancos informaron de problemas en los cajeros automáticos.

Servicios siguen interrumpidos

Más de 12 horas después de que Rogers, el principal proveedor de internet, telefonía y televisión por cable de Canadá, sufriera el apagón masivo, la compañía seguía sin poder restablecer sus servicios.