Una cifra récord de 398 personas fueron víctimas de homicidios en Memphis el año pasado, un aumento notable con respecto a los 190 reportados hace cinco años. Y con más de 600 delitos violentos graves en lo que va de 2024, incluidos al menos 40 homicidios, la segunda ciudad más poblada de Tennessee tuvo un comienzo de año turbulento.

El Departamento de Justicia subrayó recientemente estas preocupantes tendencias cuando dijo que los delitos violentos en Memphis habían alcanzado su nivel más alto en 17 años.

Recientemente, en un esfuerzo por frenar la criminalidad, el alcalde de Memphis, Paul Young, quien asumió el cargo en enero haciendo foco en la seguridad pública, se reunió con algunos de los líderes de pandillas de más alto rango de la ciudad en Memphis y elaboró un alto el fuego entre los grupos durante siete días.

«Mi pregunta para ellos en esa conversación fue: ‘¿Podemos lograr un alto el fuego de siete días? ¿Solo siete días en los que no haya disparos ni asesinatos?'», dijo el alcalde durante un panel de discusión sobre desarrollo juvenil, informó WMC-TV, afiliada de CNN. «Y dijeron: ‘Sí, estaríamos dispuestos a hacer eso’, y me dieron un par de advertencias».

Algunos de los términos solicitados por las pandillas incluían garantías de que los rivales también aceptarían el alto el fuego, así como ayuda para conseguir empleos bien remunerados y la capacitación necesaria para acceder a ellos, informó WMC-TV.

Young le dijo a CNN este sábado que lo que describió como un problema endémico de robos de automóviles en Memphis se debe en parte a la falta de oportunidades laborales para los miembros de pandillas. Esos allanamientos son parte de más de 3.500 delitos contra la propiedad importantes reportados en enero, según el Departamento de Policía de Memphis.

«Lo que me dijeron fue: ‘Nuestros jóvenes simplemente necesitan algo que hacer; roban autos porque es divertido, porque faltan actividades en sus comunidades'», dijo Young. «Necesitan formas de obtener ingresos».

Más de 45.000 adultos jóvenes de entre 16 y 24 años que no asisten a la escuela y están desempleados viven en el área metropolitana de Memphis, casi la mitad de los cuales vive en la pobreza, según la organización sin fines de lucro The Collective Blueprint de Memphis.

El grupo dice que cuando esos adultos jóvenes cumplan 28 años, sólo el 1% de ellos estará en el camino hacia un salario digno.

Durante el reciente panel de discusión, Young citó un estudio que se alinea con su esperanza para los jóvenes en riesgo de Memphis, incluidos los jóvenes pandilleros.

El estudio con sede en Chicago encontró que los arrestos por delitos violentos entre adultos jóvenes que recibieron oportunidades de trabajo o pasantías disminuyeron en un 45% durante el primer año.

Cuando se le preguntó si pudo lograr un alto el fuego de siete días, Young dijo que la ciudad no observó ningún tiroteo por parte de los grupos de pandillas cuyos líderes asistieron a la reunión inicial.