El Décimo Censo de Población y Vivienda luce rezagado en San Cristóbal, una de las provincias que todavía no logra la conexión del 100 % de las tabletas de acuerdo al último boletín de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

En el municipio de San Gregorio de Nigua y el Distrito Municipal de Hatillo algunos empadronadores empezaron a trabajar ayer, mientras otros todavía no han podido comenzar.

En un grupo de tres empadronadoras que exploraban sus tabletas en la calle Sánchez Vieja, solo una había podido empezar a trabajar. Las otras todavía estaban aprendiendo a usar el dispositivo.

Los cinco polígonos de este municipio estaban trabajando, pero algunas áreas de supervisión no lo habían logrado debido a que los empadronadores no han sido subidos al sistema, según contaron ellas.

En esas comunidades a las encuestadoras se les ve levantar sus tabletas con el brazo para lograr la conexión a internet, que en la zona es deficiente.

De acuerdo al segundo boletín de la ONE, San Cristóbal era una de las seis provincias que todavía tenían problema con la conectividad. El 97 % de los dispositivos se habían conectado en esta provincia hasta ayer martes.

San Cristóbal se ha mostrado rezago desde el principio, si se toma en cuenta que el primer día del Censo solo se consiguió la conexión del 12 % de las tabletas.

La ONE informó ayer que todavía persisten problemas de conectividad en La Altagracia (92 %), Puerto Plata (94 %), Santiago (90 %) y Santo Domingo (91 %).