La preocupación y la desconfianza causadas por las cifras de pacientes por dengue, continúa vigente entre los padres que asisten a los hospitales de Santo Domingo, donde los niños con síntomas y sospechas de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti siguen llenando las salas de emergencias.

Los familiares afirman no creer el hecho de que los casos hayan disminuido, al contrario, dicen que cada vez conocen más niños que presentan los síntomas; aseguran, además, que los espacios y las camas en los hospitales son escasos.
Johanna Santos, abuela de un bebé de nueve meses, esperaba por noticias sobre su nieto a las afueras del Hospital Pediátrico Hugo Mendoza de Santo Domingo Norte, luego de permanecer varios días ingresado con sospechas de dengue.

Según un portavoz del hospital, en la mañana de ayer, 82 pacientes permanecían ingresados en el centro, el cual se encontraba a su máxima capacidad.

No hay camas

Durante las últimas semanas, la cantidad de pacientes en los hospitales sigue siendo alarmante, mientras que varios centros de salud se encuentran a su máxima capacidad y la falta de camas para atender a los infantes es evidente, según los padres.

Yoleidy Suárez, madre de un niño de dos años ingresado en el Hospital Infantil Robert Reid Cabral con dengue, indicó que aunque su pequeño ha recibido buenas atenciones, afirma que en el área de observación no hay camas.

Esta información fue corroborada por otras personas como Maritza Rodríguez, tía de un niño de 14 años con la misma enfermedad, quien aseguró que el área de emergencias se ha mantenido llena.

A las afueras del Hugo Mendoza, varios padres se encontraban a la espera de noticias de sus familiares ingresados o atendidos por Emergencia. Indicaron que en las salas del centro de salud también se encontraban repletas de padres con sus niños.

Robert Reid

En el Hospital Robert Reid Cabral, en horas de la mañana, 33 pacientes habían sido ingresados con síntomas de dengue.

Según un portavoz del centro de salud, 69 pacientes se mantenían en la sala con posible diagnóstico de la enfermedad, mientras que ocho fueron confirmados.

En la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), el centro mantenía a un total de cuatro niños hospitalizados, todos estables.

Síntomas alarmantes

Entre las señales de alarma por las que acuden los padres a los hospitales infantiles figuran: fiebre, vómitos, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, entre otros síntomas.

Además de estos síntomas febriles, también acuden a los centros niños con indicios de virus respiratorios como neumonía o bronconeumonía.