Las muertes por dengue de niños de diferentes edades, dos de ellos de 13 y ocho años, hijos de facultativos, ocurridas en las últimas semanas, ha sacudido la clase médica nacional y evidencia que el país está ante un estado de emergencia sanitaria, advierte el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD) en la Regional del Distrito Nacional, Juan Pablo Lagos.

Dijo que en los actuales momentos el país está siendo impactado por una real epidemia de dengue, situación altamente preocupante a nivel nacional, llevando la nación a un estado de emergencia.

El dirigente gremial dijo que miles de hogares están siendo afectados por el virus del dengue y que a decenas de ellos ha llegado el dolor y el luto a causa de la enfermedad, que es transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti, el cual se cría en aguas limpias.

Recientemente falleció a causa del dengue la niña María Pérez Serrata, de 13 años, hija del urólogo José Ezequiel Pérez Vidal, quien en medio del dolor pidió a las autoridades adoptar medidas y declarar estado de emergencia por dengue, mientras ayer fueron sepultados los restos del niño Víctor Manuel Méndez Pérez, de ocho años, hijo del doctor Víctor Méndez, con el mismo diagnóstico.

Emergencia sanitaria

Lagos agregó que las emergencias de casi todos los hospitales públicos pediátricos del país se encuentran abarrotadas de niños enfermos.

A esto se suma, indicó, que los médicos comienzan a agotarse y las autoridades están tratando este gran problema tímidamente.

Entiende que el presidente de la República, Luis Abinader, no está siendo debidamente informado sobre esa penosa realidad y que a eso se suma un gran subregistro, no sólo de los enfermos por dengue, sino también de las muertes, al entender que no son nueve los fallecidos como reporta el Ministerio de Salud Pública, sino que van decenas y decenas de decesos.

Señaló que el Ministerio de Salud Pública, junto a todas las instituciones sanitarias y las fuerzas vivas del país, deben sentarse seriamente a enfrentar esta epidemia, a fin de coordinar acciones para enfrentar y frenar esta enfermedad que está llevando luto y dolor al pueblo dominicano.