Este viernes se comenzó a sentir la emoción en la víspera de la celebración tradicional del Día de los Reyes Magos, padres y tutores salieron a comprar juguetes tradicionales para los más pequeños de la casa puedan disfrutar, aunque aseguraron que los niños prefieren aparatos electrónicos.

En un recurrido por las tiendas comercial, «El Mundo del Juguete» se visualizó un flujo de compradores, aunque indican que ha habido un cambio en el gusto de los niños en cuanto al tipo de juguete.
Sin embargo, los adultos prefieren mantener la tradición de regalar juguetes típicos y educativos.

«Los niños ahora no quieres juguetes educativos, ellos lo que quieren es celulares y tabletas, pero uno no tiene recursos para comprar cosas así. Yo ando buscando muñequitas y juego de cocina», expresó Lidia García.

Otros tutores, mientras tanto, indicaron que prefieren regalar juguetes que los incentiven a la actividad física para distraerlos de los aparatos electrónicos.

«Yo ando buscando juguetes para mis sobrinos: bate. A la cual pueden ejercer actividades físicas para evitar el uso de celulares», dijo Silvano Valdez.

Madre con varios carritos llenos de juguetes en vispera del Dia de los Santo Reyes Magos 2023.

Madre con varios carritos llenos de juguetes en vispera del Dia de los Santo Reyes Magos 2024.JORGE_MARTINEZ/LISTIN DIARIO

 

En tanto, los adultos coinciden en que los precios de los diversos juguetes están a precios asequibles y algunos dejaron claro que hacen los regalos siempre y cuando los niños se hayan portado bien y les haya ido bien en las clases.

Se pudo observar como los juguetes más demandados eran: patinetas, muñecas, maquillajes, juego de cocina, carritos, entre otros. 

Mientras y como es de costumbre, en las afueras y alrededores de las reconocidas tiendas comerciales de juguetes, estaban abarrotados de vendedores ambulantes temporales que manifestaron estar positivos, pese a que «la venta está lenta» y confirmaron qué ya los niños prefieren aparatos inteligentes.

«La cosa está dura, pero los precios están flexibles como todos los años. Ellos (los niños) lo que están pidiendo es cosa más tecnológica que otra cosa», aseguró Jeffry Espinosa, un vendedor ambulante que aseguró tener 14 años vendiendo juguetes.