El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Milton Ray Guevara, reveló que 92 de las sentencias de esa alta corte no son ejecutadas por instituciones del Gobierno, entidades autónomas y privadas, a las que otorgará un plazo para que cumplan sus decisiones que son definitivas e irrevocables y constituyen precedentes vinculantes para los poderes públicos y órganos del Estado.

Durante una audiencia solemne por el décimo primer aniversario del TC, Ray Guevara sostuvo que 58 de las 92 sentencias no son cumplidas por los órganos del Estado y advirtió que transcurrido el plazo para que ejecuten los dictámenes harán público el listado con los responsables, los números de los fallos y las acciones a emprender.

“Resulta difícil entender que, del número ya señalado, 58 casos de ineficiencia corresponden a entidades del Gobierno Central y entes autónomos”, se lamentó. Dijo que el tribunal cuenta con una Unidad de Seguimiento para la ejecución de sentencias (USES), creada mediante resolución el pasado año. No identificó las decisiones que no se ejecutan por el Gobierno y entidades privadas.

En un discurso en el que destacó los logros del TC en sus más de diez años y ante personalidades de los diferentes sectores de la vida nacional, Ray Guevara se quejó también de que todavía esté pendiente en las escuelas la asignatura, desde el nivel inicial a la secundaria, la enseñanza de la Constitución para que los niños y jóvenes conozcan sus derechos y garantías y exijan su cumplimiento.

“Educar en Constitución es allanar el camino para construir, desde el primer día de escolaridad, ciudadanos aferrados al cumplimiento de sus deberes, conscientes de sus derechos y capaces de exigir, cuando sea necesario, a través de las garantías el respeto y el reconocimiento de sus derechos”, dijo.

Por la nacionalidad y la soberanía

El presidente del órgano supremo de interpretación y control de la constitucionalidad afirmó que con su labor jurisprudencial el TC seguirá protegiendo la soberanía y la nacionalidad dominicana. Se refirió a sentencias como la TC/0315/15 y la TC/0168/13, que, aseguró, reafirman ese compromiso.

“La protección de la dominicanidad por parte del TC no solo ha sido en defensa de la soberanía, se ha manifestado también al establecer los perfiles de adquisición de la nacionalidad, reconocer el carácter único e invariable del Himno Nacional, proteger y reconocer los derechos fundamentales que defienden la Constitución y el Estado de derecho, así como cuidar del patrimonio cultural e histórico de la nación”, destacó Ray Guevara en la Sala Augusta de la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

Prevenir el soborno

El magistrado Ray Guevara anunció como un logro para el TC la obtención de la certificación del Sistema de Gestión Antisoborno (SGAS), bajo la norma internacional ISO 37001, para prevenir y eliminar prácticas fraudulentas como el soborno.

Explicó que el poder jurisdiccional y, en particular, el TC, tienen que predicar con el ejemplo, dotándose de mecanismos para prevenir y sancionar la corrupción, “que ha golpeado el patrimonio público”.

“Sin sala de audiencia”

Ray Guevara se lamentó, asimismo, de la situación “deplorable” en la que laboran los 13 jueces del TC que no cuentan si quiera con una sala de audiencia y que por esa razón la actividad de ayer se celebró en la Suprema Corte de Justicia.

Dijo que el edificio Juan Pablo Duarte del tribunal, actualmente en remodelación coloca, incluso en riesgo sus vidas en caso se que se produzca un temblor de tierra.

532 sentencias en 2022

El presidente del TC destacó que durante el año 2022 a ese tribunal ingresó un total de 757 expedientes y se emitieron 532 sentencias, que representa un impacto operativo de un 70 %. En este mes de enero dijo que ya han publicado 80 decisiones. En los once años de la Alta Corte se han dictado 6,300.