Por LEONARDO CABRERA DIAZ
El mundo y su cruce
Tan raro, y tan extraño
Que ni mundo parece
Pero al fin y al cabo
El mundo es.
Recuerdo aquel día
En las acostumbradas tertulias
de los viernes por la tarde
Llegó el amigo Celón
Altanero y presuntuoso
Con su pistola al cinto
A la que llamaba “La Morena”
Y dijo en voz alta
“Acabo de matar con esta morena
Al lorito de mi casa”
Porque le dijo mami a mi mujer
“Ese buen freco’ propasao”
Y un tertuliano, de los allí presentes
Al que ya los tragos le habían hecho sus efectos,respondió,
“ acabas de matar al menos freco’ y más Inocente de todos los que le dicen mami, y se propasan con tu mujer.”
La sangre no llegó al río,
porque Dios es grande,
Y rápidamente intervenimos.
Todos los que allí, estábamos departiendo
y reprochamos al tertuliano borracho,
por todo cuanto había dicho.
Después de muchas peroratas
Optó el borracho por irse
Pero antes de salir,
Con tono un tanto enojado
Increpó a los presentes
“Déjenme a mi tranquilo, “carajo”
Que el que dice la verdad, no miente.” no importa que esté borracho.
Ese es el mundo y su cruce
Tan raro y tan extraño
Que ni mundo parece
Pero al fin y al cabo
El mundo es.
Con Dios siempre