El Departamento de Estado de Estados Unidos publicó este lunes su informe anual sobre las prácticas de Derechos Humanos alrededor del mundo, donde aseguran que el gobierno dominicano no ha tomado medidas creíbles para prevenir los abusos que se llevaron a cabo en el país.

Además, denunciaron que dentro de las cuestiones importantes que pusieron en riesgo los derechos humanos en el país figuran informes creíbles de grave corrupción gubernamental, homicidios ilegítimos o arbitrarios, tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes por parte del gobierno; condiciones penitenciarias duras y potencialmente mortales, arresto o detención arbitrarios, interferencia arbitraria o ilegal con la privacidad, devolución de refugiados a un país donde enfrentarían tortura o persecución, incluidos daños graves como una amenaza a la vida o la libertad u otros maltratos que constituirían un abuso separado de los derechos humanos, entre otros.

A través del reporte de los derechos humanos de las personas, la nación americana sostiene que recibieron denuncias verídicas de asesinatos arbitrarios, tratos inhumanos por parte del gobierno, violencia de género, doméstica y feminicidios en República Dominicana.

Además, denunciaron que dentro de las cuestiones importantes que pusieron en riesgo los derechos humanos en el país figuran informes creíbles de grave corrupción gubernamental, homicidios ilegítimos o arbitrarios, tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes por parte del gobierno; condiciones penitenciarias duras y potencialmente mortales, arresto o detención arbitrarios, interferencia arbitraria o ilegal con la privacidad, devolución de refugiados a un país donde enfrentarían tortura o persecución, incluidos daños graves como una amenaza a la vida o la libertad u otros maltratos que constituirían un abuso separado de los derechos humanos, entre otros.

«El gobierno no tomó medidas creíbles para identificar y castigar a los funcionarios que pudieran haber cometido abusos contra los derechos humanos«, detalla el documento.

El informe asegura que la Comisión Nacional de Derechos Humanos reportó que 75 personas fueron asesinadas desde enero a septiembre de 2023 a manos de la uniformada e indicaron que, durante el mismo año, recibieron numerosos reportes de asesinatos arbitrarios o ilegales cometidas por la Policía Nacional y otras fuerzas de seguridad gubernamental.

El documento sostiene que, la Ministerio Público procesó algunos casos de abusos por parte de la policía, los representantes de la sociedad civil afirmaron que muchos homicidios y abusos no se denunciaron debido a la falta de confianza en el gobierno para investigar y presentar cargos o por temor a represalias por parte de la policía.