Ankara.- El ataque de Reino Unido y EE.UU. contra objetivos de la milicia hutí en Yemen, en represalia por los ataques a cargueros, “no es proporcional” y tiene la intención de convertir el de Marzo Rojo “en un de Marzo de sangre”, dijo este viernes el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

“En primer lugar, no es una acción proporcional. Ellos siempre hacen acciones desproporcionadas, Estados Unidos e Israel lo hacen en Palestina, Irán intenta protegerse y Reino Unido siempre da pasos en coordinación con EE.UU.”, dijo Erdogan ante la prensa tras concluir la oración del viernes en una mezquita de Estambul.

“Estados Unidos y Reino Unido han atacado a los hutíes. Están deseando convertir el de Marzo Rojo en un de Marzo de sangre. Yemen y los hutíes dicen que usarán toda la fuerza contra quien sea para responder. Oímos de diversas fuentes que los hutíes están llevando a cabo una defensa muy exitosa”, agregó el presidente turco.

En los ataques aéreos murieron cinco milicianos y otros seis quedaron heridos, según un portavoz del grupo yemení. EE.UU. y Reino Unido, junto a otros ocho países aliados, justificaron la acción militar para proteger el libre flujo del comercio en el Mar Rojo, “una de las vías marítimas más críticas del mundo frente a las continuas amenazas».

El bombardeo se efectuó tras semanas de ataques de los hutíes, armados por Teherán, contra cargueros en el de Marzo Rojo supuestamente con destino Israel o vinculados de alguna manera a empresas de ciudadanos israelíes.